Diario Sur
Málaga en la Mesa

Las recetas de 'la Juani' de Ana Sevilla triunfan en Internet

La bloguera Ana Sevilla, en su cocina.
La bloguera Ana Sevilla, en su cocina. / SUR
  • Una ama de casa triunfa en Internet con casi 2.000 recetas para Thermomix adaptadas a cocina tradicional y olla eléctrica. ¿Quieres saber cuáles son las más exitosas?

Dice que no tiene buena mano para la cocina, pero le quitan la razón cientos de comentarios diarios en Facebook dándole las gracias por compartir sus recetas. Ana Sevilla, una ama de casa de León, triunfa en Internet tras haber publicado casi 2.000 recetas de cocina que repiten miles de seguidores que tiene en esta red social. Concretamente, ya son casi 60.000 las personas que forman parte del grupo de Facebook 'Juaneando con Ana Sevilla', que cada día se inunda de fotografías de dulces, pastas, arroces o carnes que elaboran en sus casas siguiendo paso a paso las indicaciones de Ana que aparecen en sus blogs. Su mayor mérito es inventarse recetas para Thermomix que adapta a la cocina tradicional y a la olla eléctrica GM.

Sus recetas se conocen como 'las de la Juani de Ana Sevilla' porque así es como llama a su robot Thermomix. “Cuando me compré la máquina y pitaba al terminar de cocinar, mi marido me gritaba desde la otra parte de la casa: 'Ana, que la Juani está pitando', y se quedó con ese nombre. A la olla eléctrica GM la ha bautizado como 'Gema'.

Sus seguidores, los 'juaneros' y 'juaneras', mantienen viva la página de Facebook publicando fotografías y comentarios de los platos que preparan con las recetas de esta ponferradina de 43 años. Además, este foro sirve para resolver dudas y para participar en un concurso que ya se ha convertido en una tradición: el 'Juanireto'. Consiste en repetir una receta seleccionada por Ana y publicar una fotografía con el resultado. Cada 'cocinitas' obtiene un número para entrar en el sorteo de utensilios de cocina que Ana regala en señal de agradecimiento. En alguna edición de estos retos han llegado a participar 3.000 personas.

Ana Sevilla se acercó por primera vez a los fogones cuando tenía 17 años y se puso a freír un filete con un trapo envuelto en un brazo “para no quemarme”. Hasta entonces no había mostrado ningún interés por la cocina, a pesar de que a su madre “se le daba bien”. Empezó a leer revistas especializadas y a quedarse con técnicas y lenguaje culinario. Pero su vida dio realmente un vuelvo cuando hace unos cinco años decidió comprarse un robot de cocina. “Empecé a hacer los platos que venían en el recetario de la máquina y a mi marido y a mi hija no le gustaban nada, con el dineral que costó”, recuerda. En vez de guardar el robot en un armario, como suele ocurrir, Ana decidió echarle imaginación y empezar a adaptar sus recetas tradicionales.

Cuando se hizo con el funcionamiento del robot, empezó a inventarse platos y a colgar las recetas en un foro de Internet en el que se hizo “un poco famosa”, tras publicar unas 500 en sólo unos meses. Su repercusión fue tal que se llevaba todos los premios de los concursos que se organizaban en esa página. Entonces surgió la envidia. “Algunos blogueros me mandaban correos amenazándome y con malas palabras”, cuenta. Así pues, con la ayuda de su marido, mecánico de camiones y aficionado a la informática, decidió crear su propio blog, 'Juaneando con Ana Sevilla', al que luego se sumaron otros dos, que hoy día reciben más de 90.000 visitas diarias (la cifra se dispara en Navidades).

Once administradoras

Del mismo modo, después, tras recibir quejas porque sus recetas “colapsaban” una página de Facebook de cocina, se lanzó a crear la suya propia, donde en sólo unas horas le pidieron unirse más de mil personas que ya le seguían la pista. Hoy los seguidores ya superan los 60.000 y once administradoras -que se denominan “secres”- se encargan de evitar que haya conflictos o se publiquen post inadecuados.

Con la publicidad que aparece en sus blogs y la tramitación de pedidos de ollas eléctricas se saca un dinerillo al mes, pero “ni mucho menos un sueldo”. “Esto lo hago porque me gusta”, asegura.

Su secreto, platos económicos con ingredientes “muy comunes que pueden encontrarse fácilmente”. A eso se suma un tercer elemento: Ana tunea sus propias recetas, y un mismo relleno puede aparecer en una empanada y en una tarta fría, por ejemplo.

Entre cocinar, actualizar el blog (tiene tres: http://www.juanideanasevilla.com, http://www.kitchenaideanasevilla.com/ y http://www.losfogonesdeanasevilla.com/)y responder los mensajes de sus seguidores prácticamente se le va todo el día. Y no es raro que se levante de madrugada para ponerse a 'experimentar' con alguna receta cuando le viene la inspiración. Así que no le queda tiempo para reclamar cuando alguien copia sus recetas en otras páginas. “Algunos las publican hasta con mi foto”, se queja.