Málaga en la Mesa

«Me relajo con partidos en la Play tras el servicio de cenas»

«Me relajo con partidos en la Play tras el servicio de cenas»
  • Diego Gallegos, chef revelación del año, se siente como si le hubiera tocado la lotería. Ha estrenado restaurante en nueva ubicación y tendrá local en el nuevo mercado de la Merced en Málaga

Se siente como si le hubiera tocado la lotería. Ha estrenado restaurante en nueva ubicación y se ha convertido en el chef revelación del año, nombrado en el último Madrid Fusión. Su acento da fe de su procedencia, aunque sus expresiones también constatan que lleva mucho asentado aquí. En menos de un año se casará con su novia, Susana. De momento, con dieta y ejercicio busca perder unos kilitos. Tendrá local en el nuevo mercado de la Merced en Málaga.

–¿Lo del chef del caviar no suena muy aristocrático?

– Me lo pusieron un día y con él me he quedado. Trabajo con el esturión y sus derivados y otros peces de río. No me disgusta.

–Pero dicen que usted es más de ensaladilla rusa.

–Me encanta y la pido en todos los lados a los que voy. Pero no creo que por la calidad de la ensaladilla rusa se pueda medir a un restaurante.

–¿Y en casa cómo la hace?

–En casa, no cocino yo. De hecho, no me dejan mucho porque dicen que salpico y mancho. (Risas). Pero siempre lo recojo.

–Eso me suena. O sea que en la cocina de su casa, manda su mujer...

–En eso y en muchas otras cosas.

–¿Ha pensado ya el menú de su boda? ¿Lo diseñará usted?

–No. Lo haremos en el salón de bodas del pueblo de mi futura esposa. Lo haremos con el menú que pongan allí. Es lo mejor para no estar preocupado y pasarlo bien.

–La vida le ha cambiado últimamente...

–Puedo decir que me ha tocado la lotería con el nuevo restaurante y con el galardón de chef revelación.

–Vamos, un final digno de la mejor serie...

–Me encantan, las veo todas. Estoy loco por que llegue Nextflix a España. Veo la versión brasileña.

–¿Sin cuál no puede pasar?

–Me encanta Daredevil. Para mí es la mejor serie de superhéroes. También Castle y los Simpsons.

–¿Se vería en una serie de cocineros como ‘El chiringuito de Pepe?

–No, la verdad. Yo, a lo mío, soy cocinero.

–¿Y cómo ve la cocina que se hace en los chiringuitos?

–Bien. Empecé fregando platos. Luego se puso malo el de la freidora y me tocó sustituirlo. Creo que los chiringuitos son un buen aprendizaje. Te enseñan a coger agilidad.

–¿Qué le pasa a un brasileño por el cuerpo cuando Alemania le mete siete a Brasil?

–Me dio mucho coraje. Pero lo que de verdad no podía pasar era que Argentina ganara en Maracaná. Si hubiera pasado eso, se acabó para nosotros. Lo otro, qué vamos a hacer..., es sólo fútbol...

–Defiende aquello de que el cliente siempre tiene la razón

–Tengo claro que los clientes son los que pagan mi sueldo. No soy un divo al que viene la gente a aplaudir. Pero no se puede agradar a todo el mundo.

–¿Cómo actúa cuando algo no le gusta cuando va a comer fuera?

–Soy muy respetuoso. Conozco a mucha gente que va a los restaurantes a poner pegas. Pero no son cocineros. Siempre le digo a la gente que se relaje.

–¿Qué es lo que más le gusta de la Costa del Sol?

–La playa. Aunque no vayas nunca. Pero el simple hecho de tener el mar y la brisa, es lo mejor que hay.

–Hay quien dice que a la gente se la puede conocer por la música que escucha, ¿a usted...?

-Me encanta Iggy pop. Toqué la batería de los 12 a los 20 y estudié música. Tuve mi época de punk-rock, heavy-metal. Ultimamente escucho más electrónica. Incluso he llegado a ser DJ y pinchar en eventos.

–Sin qué aplicación no puede pasar? Y no vale el whatsapp...

–Instagram. Me encanta, también uso mucho una aplicación que me permite controlar mi equipo del Fifa 15 de la Play desde el móvil.

–¿Juega mucho a la Play?

–Todos los días juego antes de acostarme, me sirve para relajarme tras el servicio de cenas con toda la tensión. Echo dos o tres partidillos antes de dormir.