Café perfecto: Secretos del capuchino

Café perfecto: Secretos del capuchino
Reservado camareros

Esta bebida tiene su técnica que explicaremos paso a paso

ANTONIO CABELLO

El capuchino (capuccino) es una elaboración con café nacida en Italia, que recibe el nombre de la ‘capucha’ de espuma de leche que lo corona. Remarco esto porque, incluso estando de moda, aún nos lo sirven en algunos sitios con nata montada, cuando realmente el café con nata montada es el conocido como café vienés. El capuchino tiene su técnica, vamos a repasar los pasos clave para servirlo correctamente:

1. Montar la crema

Ponemos en nuestra jarrita 120 ml de leche fría y entera, ya que al estar fresca la leche es más fácil sacarle la crema. Antes de meter la jarra en la varilla de vapor de la cafetera, debemos accionarla un par de segundos para sacar el agua residual que haya quedado de usos anteriores. Situamos la jarra para calentar la leche (la punta de la varilla debe quedar por debajo de la superficie de la leche) y accionamos el vapor a un 25%/40% para ir creando la crema gradualmente. Normalmente no se dispone de un termómetro en el momento de elaborar la crema, pero siendo exactos hasta 38º creas espuma, y luego hasta 68º se calienta la leche. Reposamos la crema en la jarra para que pierda las pequeñas bolsas de aire que han quedado, incluso ayudando con algunos golpecitos, mientras vamos preparando el porta con el café y posicionándolo en la cafetera.

Elaboración del capuchino.
Elaboración del capuchino. / Sur

2. Verter la crema y el vapor de leche en la taza

Mientras se está calentando el café molido en el porta de la cafetera, y habiendo dejado reposar un poco la crema, con una cucharilla vamos vertiendo 1/3 de crema de leche en la taza, el otro tercio que vertemos es de vapor de leche.

3 Café espresso

Situamos la taza con la crema y el vapor de leche bajo el porta y activamos la cafetera hasta llenar la taza. La cantidad necesaria para un café espresso tarda en salir unos 20-25 segundos dependiendo de la cafetera. Se verá cómo, a medida que el café cae, la espuma del café sube hasta sobrepasar la superficie de éste, pero gracias a la consistencia de la espuma ésta no caerá.

4 Servicio del capuccino

Los baristas expertos invierten el proceso para verter la crema formando dibujos en la superficie de la taza, pero tradicionalmente se termina con un espolvoreo de cacao amargo (hay quien prefiere canela o granillo de chocolate). Después de esto, ya puede disfrutar usted de un auténtico capuchino.

Fotos

Vídeos