El mundo ama el chorizo

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

La alta cocina española goza del aplauso internacional, pero si viajan fuera de España, comprobarán que los restaurantes españoles, sobre todo los bares de tapas, tienen poco éxito en la mayoría de ciudades, por abiertas que estén a tendencias gastronómicas foráneas. Juan María Arzak afirma que el éxito de los restaurantes italianos en el mundo se debe al bajo coste y la accesibilidad de sus ingredientes básicos: harina de trigo, tomate y queso. Al escaso entusiasmo que despierta la tapa fuera hay que añadir razones, como que, si bien es un formato atractivo y barato cuando uno hace turismo en España, de vuelta en sus países, los comensales europeos o estadounidenses están habituados a raciones grandes y no les atrae compartir plato. Si a eso le sumamos los elevados costes y las dificultades para importar muchos de los productos que nos distinguen, la cosa se explica perfectamente: Nuestra cocina tradicional y nuestros usos no viajan bien. A veces nos cuesta valorar la capacidad de impacto que 'lo nuestro' tiene fuera. En España proclamamos que el jamón ibérico es el mejor embajador de nuestra gastronomía, y en cuanto a calidad y exclusividad, no cabe duda, pero a la hora de la verdad, el disfrute del jamón de bellota se limita a comensales bien informados y con un poder adquisitivo muy alto. Sin embargo, el chorizo, ese embutido humilde que aquí metemos en bocadillos y pringás, levanta pasiones. Jamie Oliver se lo pone incluso a su adaptación de la 'spanish paella' (nuestro plato favorito fuera, sin discusión); Gordon Ramsey se lo descubre a sus seguidores televisivos, reina en las estanterías de los supermercados... El chorizo tiene la ventaja de que el picado de la carne y sobre todo, los condimentos, ayudan a disimular una calidad mediocre, algo imposible en el jamón. Pero no solo EE UU e Inglaterra aman el chorizo. Recién regresado de un viaje por Francia, el escritor gastronómico Serafín Quero cuenta que le han servido una lubina 'a la española' con chorizo en un buen restaurante. Igual para triunfar fuera deberíamos empezar a ponernos en la mente de quienes nos miran desde su cultura.

Fotos

Vídeos