Mesón Cantarrana: Cocina familiar en el centro de Málaga

:: sur/
:: sur

Las carnes rojas a la brasa son las estrellas de esta casa

ENRIQUE BELLVER

Javier Frutos se ha propuesto poner en valor gastronómico el restaurante familiar que desde hace un tiempo dirige y, si nos fijamos en los cambios que desde que esta casa abriera sus puertas en el 2010 se han venido realizando, el resultado salta a la vista y en positivo. Al Mesón Cantarrana hay que venir a degustar una cocina sencilla, honesta y muy asentada en las bases y fundamentos de nuestra cocina popular, es decir, a saborear una cocina malagueña familiar. Solo hay que fijarse en su carta para darnos cuenta. Aunque últimamente esta casa se especializa en carnes a la brasa, si echamos un vistazo a sus propuestas vamos a encontrarnos con carnes guisadas, como el malagueñísimo albondigón o las carrilleras de cerdo, incluso algunos guiños a la clientela más internacional tipo maigret de pato con frutos rojos.

Centrándonos en la cocina familiar, lo mejor es empezar por un buen taco de atún en manteca, plato gaditano que en la cocina malagueña suele presentarse sobre un mollete templado para facilitar la impregnación de la manteca en el pan. No obstante, en Cantarrana lo sirven acompañado de unas tostas alrededor del taco de atún. Otra de las especialidades más recomendables para ir abriendo boca antes de la carne a la brasa son las croquetas caseras o las de espinacas con queso roquefort, aunque este plato está pensado para quienes gustan del sabor contundente del queso azul. Si optamos por un entrante más refrescante que prepare nuestro paladar para las carnes rojas, las sardinas preparadas que suelen tener son perfectas. Siguiendo con esa cocina tradicional y de perfil caserro, los filetitos de solomillo de cerdo con una salsa de Pedro Ximénez o el flamenquín son algunas opciones dentro de este capítulo de platos para compartir.

Datos de interés

Dirección:
Sánchez Pastor, 10.
Teléfono:
952 22 00 82
Web:
www.mesoncantarrana.com
Cierra:
No cierra.
Algunos platos:
Atún en manteca, 10; Carrilleras, 14; Chuletón, 45.
Valoración:
Cocina: 7; Sala: 6,5; Carta Vinos: 6,5;
Calificación
7/10

Las carnes a la brasa son las estrellas de Mesón Cantarrana. Javier se preocupa de que cada semana haya una variedad para que el cliente pueda elegir entre unas u otras. Solomillo, entrecot o chuletón son los cortes que siempre tiene y que pertenecen a razas distintas. Las hay de raza retinta, gallega o castellana de Burgos, carnes muy similares pero que guardan una gran diferencia de color y aroma a la hora de echarlas sobre las brasas. El comensal se va a encontrar una pequeña explicación del tipo de carne y sus características atendiendo a la raza. El día que visité Mesón Cantarrana escogí el chuletón de carne gallega por tener un color más oscuro y rojo y un sabor más pronunciado. La realidad es que llegó a la mesa en su punto exacto de brasa, es decir, viéndose claramente los tres colores que una carne de estas características debe presentar en el plato.

La carta de vinos se mantiene en la misma línea tradicional de la carta de platos. Marcas y referencias muy conocidas, aunque sí eché en falta una selección de tintos malagueños más extensa y que acompañan muy bien este tipo de carnes.

Otra de las cosas que más llama la atención es la decoración del restaurante; gran profusión de madera simulando un antiguo ultramarinos. El local es acogedor y muy cálido. Justo enfrente Javier se ha enfrascado en otro proyecto culinario que se llamará La Albacería de Cantarrana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos