Buenas mesas a menos de 35 euros en Málaga

Los Bib Gourmand malagueños, tras reoger sus chaquetillas. /Marina Martínez
Los Bib Gourmand malagueños, tras reoger sus chaquetillas. / Marina Martínez

La provincia gana posiciones en la Guía Michelin con cinco restaurantes Bib Gourmand

Marina Martínez
MARINA MARTÍNEZ

Barry y Hellen llegaron a Málaga hace casi quince años. Tras pasar por varios puntos de la costa, esta pareja holandesa encontró su sitio en Gaucín. Allí, pusieron en pie hace un año el restaurante Platero & Co. Más de media vida en el mundo de la hostelería les avalaban. Tanto es así que no sólo han podido saborear la miel del éxito que les proporciona el cliente –en su mayoría, extranjero–, sino también los expertos. Concretamente, los inspectores de la Guía Michelin, que en esta edición de 2018 han decidido otorgarle el reconocimiento de Bib Gourmand, es decir, el que premia las «buenas mesas a menos de 35 euros».

Ayer recibían en Granada la chaquetilla que lo acredita con una sonrisa de oreja a oreja. Como sus otros cuatro colegas de Málaga que también se lo han merecido este año: Figón de Juan y BiBo, que repiten, y a los que se suman Aderezzo y El Palangre. «Cualquier reconocimiento siempre es una motivación, desde el que te da a diario el comensal hasta uno como este, que también nos trae clientes». Juanma Ramírez habla con conocimiento de causa. Ha crecido en el gremio. A él ha dedicado su vida su padre, Juan Ramírez. En 1989 le dio un giro fundando Figón de Juan.

Hoy se mantiene como refugio de la cocina tradicional de mercado en el pasaje Esperanto. Y como único Bib Gourmand de la capital en la guía de las tapas rojas, en la que lleva más de veinte años: «No es fácil, pero es nuestra pasión y lo que nos mueve día a día». Que se lo digan a Francisco Lorente. Con un «orgullo» que no le cabía en el rostro tras recibir la chaquetilla de Michelin, lo consideraba una recompensa a ese trabajo que se realiza de forma anónima día a día, en su caso, desde hace casi 20 años, cuando decidió andar su propio camino en El Palangre (Estepona).

Fue compartido. «Esto nos llena de orgullo. Para mí, la gastronomía no tiene sentido sin Michelin, nos ayuda a estar en continua mejora». Ylo decía Marcos Granda, que luce estrella en su restaurante marbellí Skina desde hace diez años. No le resta pasión a su día a día. Al contrario, no deja de crecer. Empezando por ese Aderezzo que abría hace tres años con Manuel Fernández a los fogones, y acabando con su último reto: Clos, su debut en Madrid. Hasta ahora, con muy buen sabor de boca.

De eso sabe bastante Dani García. El dos estrellas Michelin marbellí tampoco se ha podido resistir a la capital. En su caso, aterrizó hace dos años con BiBo, 'brasserie andaluza' abierta a mentes, y a bolsillos, que nacía en 2014 en Marbella. Y es esa 'casa madre' la que vuelve a llevarse este año el título de Bib Gourmand. Pero no fue a manos de Dani García, sino de Francisco Troncoso. Desde hace seis meses, este joven chileno está al frente de la cocina de BiBo Marbella. Ahí ha crecido profesionalmente en los últimos años, después de que el 'jefe' lo fichara tras su paso por Manzanilla Nueva York. «Nos deja apreciar el premio a nuestro trabajo por nosotros mismos», admitía con la satisfacción de ver recompensados sus años en la empresa. «Nos exigimos mucho y vamos intentando mejorar cada año», justificaba tras recibir la preciada chaquetilla.

No escondía su satisfacción. Fue generalizada. Ese era precisamente el objetivo de Michelin: «Rendir homenaje a ese reconocimiento que no es tan popular como la estrella pero que también es importante, porque no es fácil seleccionar este tipo de restaurantes, con tan buena relación calidad-precio». Así lo advertía ayer la directora comercial de la Guía Michelin, la malagueña Mayte Carreño, con motivo de la entrega de chaquetillas Bib Gourmand, que volvía por segundo año a Granada, esta vez al Paseo del Salón en el marco de la cita gastronómica 'Bocados Especiales', que organiza Mahou San Miguel, y en la que también puso acento malagueño el estrella Michelin José Carlos García con su polvorón de pipas.

Allí se dieron cita los premiados con este distintivo en Andalucía. En total, son 38 los restaurantes que pueden presumir de tenerlo. Da fe la guía especial que edita Michelin. En ella, además de los mencionados de Málaga, se pueden encontrar otros tantos de cada provincia.

Restaurantes Bib Gourmand en Andalucía

-Aires de Doñana (El Rocío)

-Asador La Chumbera (Agua Amarga, Almería).

-La Taberna (Almodóvar del Río, Córdoba).

-El Chaleco (Almuñécar, Granada).

-Sopranis (Cádiz).

-Agustina (Cazalla de la Sierra, Sevilla).

-Casa Paco (Chipiona, Cádiz)

-La Cuchara de San Lorenzo (Córdoba)

-Mesón Leandro (Cazorla, Jaén).

-Oliva Garden (Jaén)

-El Envero (Córdoba).

-La Lonja (Córdoba).

-La Condesa (Jerez de la Frontera, Cádiz)

-Los Sentidos (Linares, Jaén).

-Canela en Rama (Linares, Jaén).

-Arrieros (Linares de la Sierra, Huelva).

-El Duque (Medina Sidonia, Cádiz).

-Venta La Duquesa (Medina Sidonia, Cádiz).

-La Cantina de Diego (Monachil, Granada).

-Deli (Montellano, Sevilla).

-Manolo Mayo (Los Palacios y Villafranca, Sevilla).

-Casa Pedro (Puente Genil, Córdoba).

-Casa Bigote (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz).

-Casa Dirección (Valverde del Camino)

-Cañabota (Sevilla)

-Az-Zait (Sevilla).

-El Gallinero de Sandra (Sevilla).

-Zeitúm (Úbeda, Jaén).

-Cantina La Estación (Úbeda, Jaén).

-Amaranto (Úbeda, Jaén).

-Juan Moreno (Vera, Almería).

-Arohaz (Zahora, Cádiz).

-Torres y García (Sevilla)

 

Fotos

Vídeos