El imperdible: Cocina urbana y de fusión con raíces

El imperdible: Cocina urbana y de fusión con raíces
Daniel Maldonado

El establecimiento es un local ‘non stop’ con una propuesta gastronómica muy actual firmada por el chef Ignacio Carmona

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

El Soho se ha convertido en un punto caliente de la oferta de restauración de Málaga. Como si el nombre y el espíritu de ‘barrio de las artes’ hubiera impregnado el ambiente, los bares y restaurantes que abren en la zona se suelen caracterizar por la voluntad de ofrecer experiencias distintas, por su sello urbano y por la versatilidad.

A este perfil responde El Imperdible, uno de los dos proyectos con los que el chef malagueño Ignacio Carmona ha regresado al barrio donde ya dio que hablar junto a Fernando González con Manducare. El Imperdible es un espacio moderno en la decoración, pero a la vez con alma, que abre desde la mañana para desayunos hasta la media noche. La sala, capitaneada por Lucas Orellana, recupera protagonismo, no solo en la voluntad de acoger y atender al cliente con calidez y corrección, sino en su actuación frente al comensal para el servicio de determinados platos. Son los camareros los que dan el toque final al carpaccio, el coulant o los fideos negros, con flambeados o aplicación de espumas y remates.

Más información

Nombre
El imperdible
Dirección
C/ Casas de Campos, 26, Soho (Málaga).
Teléfono
952217278
Cierra
Domingos

Carmona, que se declara sin ambages amante de la cocina tradicional y de la tierra, ha creado una carta donde ésta aparece pisando fuerte en medio de propuestas mucho más globales. Junto al ramen japonés, a los celebrados dumplings de rabo de toro o el costillar de vaca a baja temperatura, aparecen platos como el lomo de merluza con crema de gazpachuelo, guisantes y pimiento rojo; el bacalao con habitas, jamón y alioli gratinado, la ensaladilla rusa, con un toque en este caso de tierra de mariscos, o unos huevos rotos con setas, puerros y ajo negro.

El chef Ignacio Carmona no ha dudado en regresar al barrio de El Soho, donde llegara al timón de Manducare, con dos propuestas hermanadas: Cayetana, con una cocina tradicional actualizada, y El Imperdible, donde la fusión es la nota dominante, pero manteniendo los guiños a los productos y recetas locales.
El chef Ignacio Carmona no ha dudado en regresar al barrio de El Soho, donde llegara al timón de Manducare, con dos propuestas hermanadas: Cayetana, con una cocina tradicional actualizada, y El Imperdible, donde la fusión es la nota dominante, pero manteniendo los guiños a los productos y recetas locales. / Daniel Maldonado

Platos que conviven muy bien con las ya clásicas en la casa ‘patatas bravas hot’, o con propuestas como el ceviche de corvina, cilantro, jengibre y cítricos; el tartar de pez mantequilla, tobiko y aguacate y el tartar de presa ahumada con alioli de piña y remolacha, muestras no solo de un buen dominio de la cocina de fusión, sino del talento de Ignacio Carmona para el tratamiento del producto crudo. En la nueva carta se hace también un guiño a quienes siguen dietas vegetarianas, no solo con platos específicos, sino ofreciendo la posibilidad de eliminar las carnes y pescados en los arroces que se ofertan habitualmente.

Daniel Maldonado

Hablando de cartas, la de vinos está en plena transformación para hacer hueco a caldos de la tierra, y una de las apuestas fuertes es el vermú malagueño, base de algunos cócteles de la casa. Para la temporada de invierno, especialmente a mediodía, las sugerencias incluyen platos de cuchara apetitosos y con fundamento. Los postres convierten en algo personal propuestas clásicas como el coulant o la milhojas.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos