El Hombre del Saco, productos selectos a granel

La venta de productos a granel es un antiguo sistema recuperado ahora por razones de sostenibilidad./D. Maldonado
La venta de productos a granel es un antiguo sistema recuperado ahora por razones de sostenibilidad. / D. Maldonado

Calidad y sostenibilidad distinguen la propuesta de El Hombre del Saco, una tienda de granos, especias, tés y cafés

ESPERANZA PELÁEZMálaga

En un mundo preocupado por el medio ambiente, comer de forma sostenible va más allá de lo que se pone en el plato. También importa de dónde viene y cómo se embala. Ese razonamiento llevó a Greg, propietario de El Hombre del Saco, a abrir esta coqueta tienda de alimentación a granel.

Greg es húngaro, y aunque se defiende bastante bien en español, no hace tanto que llegó a Málaga. De hecho, solo lo hizo cuando decidió montar su tienda, abierta la pasada primavera. «Pensé que sería más agradable vivir en Málaga que en Madrid o Barcelona», explica. Para entonces ya llevaba tiempo en España. Había venido cuando trabajaba para una multinacional, antes de decidir cambiar su dieta y su vida. «Me planteé dejar de comer carne y empecé a interesarme por las legumbres, los cereales, por las propiedades de sabor y medicinales de las plantas, etc.», cuenta.

Su local, en la esquina de calle Mármoles con Montes de Oca, está a medio camino entre la tienda de barrio y el comercio especializado de tendencia que representa. Presentado en sacos de arpillera ordenados sobre palés y estantes y con una estética de reciclado muy cuidada, El Hombre del Saco (por supuesto el nombre es un guiño al personaje que tanto se ha usado para asustar a los niños españoles, pero también al formato de granel) ofrece una enorme variedad de legumbres de excelente calidad, la inmensa mayoría traídas de Castilla y el norte de España: alubia canaria, bolina, verdina, garbanzo pedrosillano, lentejas de diversos tipos, etc.

Junto a ellas, diversos tipos de arroz y otros cereales, enteros e integrales o transformados en harinas y pastas, incluyendo las pastas sin gluten, un producto que Greg trae de su tierra. «A la hora de buscar proveedores tengo en cuenta la calidad pero también la proximidad; que sean productos de cercanía. Por ejemplo, las hierbas aromáticas del Mediterráneo las traigo de un proveedor de aquí, pero cuando eso no es posible, busco los mejores orígenes», dice.

Las especias y mezclas aromáticas también son frescas y de mucha calidad, y se guardan en botes de cristal con cierre hermético para preservar sus aromas. La oferta la completan otros productos como tés y cafés de producción ecológica. Todo se vende al peso, ya sean unos pocos gramos de especias o varios kilos de arroz, y en la tienda te invitan a llevarte tus propios recipientes (en caso de no hacerlo, hay bolsas de papel) e incluso a reciclar allí tus tarros usados para que otros clientes los reutilicen en sus compras. En breve, estará habilitada también la tienda online (http://www.elhombredelsaco.eu). «Se hace necesaria porque muchos clientes vienen de lejos para hacer sus compras», explica el propietario.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos