Del campo malagueño a la mesa: hortalizas sin intermediarios

Del campo malagueño a la mesa: hortalizas sin intermediarios
DANIEL MALDONADO

Guía para aprovisionarse en la provincia de Málaga de hortalizas y verduras recién recolectadas directamente del productor al consumidor

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

La trazabilidad de los alimentos es una de las grandes batallas en un mundo global, donde las multinacionales mueven desde lechugas a huevos, patatas o legumbres de un extremo a otro del planeta. «Saber qué comes, de dónde viene y cómo se ha cultivado es un lujo», explica Sebastián Pavón, de estirpe de agricultores y parte de esa generación que regresó al campo con nuevas ideas. Hoy lleva con su padre la huerta familiar, un pequeño vergel en Coín donde predominan los cítricos y los aguacates, aunque también tiene frutales y diversas hortalizas según la estación. Sebastián, que compagina la agricultura con el trabajo de profesor de Inglés, es un apasionado de la dietética; un convencido del «somos lo que comemos», que entre otras cosas recupera plantas medicinales de uso antiguo y hoy olvidadas en su huerto experimental, y come estrictamente de temporada. «Me he fijado en que el tomate en invierno, aunque sea del que nosotros congelamos durante el verano, me sienta mal, porque en invierno mi cuerpo necesita otros nutrientes, que son los que da la tierra en ese momento».

La mayor parte de su producción cultivada recuperando usos y saberes de sus mayores la compra un prestigioso establecimiento de Marbella, y el resto la vende con un sistema alumbrado por esa química infalible entre el ingenio y la necesidad: La necesidad de preservar el escaso margen de beneficio eliminando intermediarios, y el ingenio de haber ideado una propuesta de visitas a la huerta donde los clientes dan un paseo entre árboles y sembrados, recolectan lo que quieren y luego pasan por el peso y pagan por lo que han cogido. Para grupos, la familia organiza también, sobre todo en invierno (su época fuerte por la diversidad de cítricos que tienen), una bienvenida con una charla introductoria a las variedades de cítricos del Guadalhorce y sus usos, y un desayuno.

Un sistema parecido emplea para la venta directa la familia Hevilla, una de las familias de pequeños agricultores más reconocidas de España, no solo por ser pionera en la implantación del cultivo ecológico en la provincia de Málaga, sino por introducir tempranamente sistemas de comercialización sin intermediarios. Los hermanos Hevilla desarrollan diversos sistemas de venta directa. Todos sus clientes reciben un correo electrónico semanal con la oferta de su huerto. Después, cada uno elige la mejor fórmula de compra. Ofrecen cestas variadas de temporada de distinto peso o la posibilidad de comprar exactamente lo que quieras, y para recibir la mercancía pueden optar por ir directamente al huerto los días señalados, por acudir en el día prefijado al punto de entrega más cercano en Málaga capital, Guadalhorce y Costa del Sol, por recibir la mercancía en casa pagando un suplemento, o por acercarse a los mercadillos ecológicos que la asociación Guadalhorce Ecológico celebra cada semana en distintos puntos de la provincia, donde junto a ellos hay más agricultores y productores certificados que venden sus productos de forma directa.

En un municipio donde la cultura hortelana está tan arraigada como en Coín, la tradición de venta directa agricultor-consumidor se recuperó en la última década gracias a la asociación local de productores. Durante los recientes años de la crisis, muchas de las huertas que estaban casi en desuso cobraron vida de nuevo como ayuda para las economías familiares, y los domingos por la mañana empezó a celebrarse un mercadillo único donde los visitantes podían acercarse a comprar fruta y verdura recién recolectada. Hace tres años, la Diputación completó la construcción del Mercado Agroalimentario del Valle del Guadalhorce-Sabor a Málaga, que actualmente es sede de este mercado al aire libre cada domingo por la mañana de 09.00 h a 15.00 h, y es un mercado muy concurrido donde además de agricultores hay queseros, panaderos, gente que vende mieles o chacinas, etc. Poder comer productos agrícolas con la garantía de saber quién los produce es un lujo al alcance de quien lo valora y hace el esfuerzo de buscar a su proveedor. En muchos barrios de Málaga capital y en pueblos y ciudades de la costa se organizan grupos de consumo cuya función es comprar colectivamente y organizar la distribución, y también crece el número de agricultores que venden directamente sus productos, incluso por Internet. Ese es el caso de fincas especializadas en cítricos como El Cerrajón, de Cártama, desde donde Pablo e Isabel Farfán y Salva Marina fletan naranjas y mandarinas de cultivo ecológico a toda España, pero también tienen una red de clientes locales que compran sus verduras y frutas ecológicas. Pertenecen al movimiento Slow Food y cada año reciben a estudiantes de la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo (Italia). Porque las variedades locales, pero sobre todo quién y cómo las produce, empiezan a contar, y mucho, en la gastronomía.

¿Dónde conseguir los productos?

Mercados y mercadillos. En la provincia de Málaga funcionan dos mercados estables donde se puede comprar directamente a los productores. Uno es el Mercado Agroalimentario del Valle del Guadalhorce de Coín, donde los miembros de la Asociación de Productores de Coín venden cada domingo sus productos recién recogidos. El otro es la Red de Mercadillos de la Asociación Guadalhorce Ecológico (ver calendario en la página web indicada abajo). Marbella, Cártama, Rincón de la Victoria, Málaga, Mijas y Cala de Mijas y Benalmádena son los municipios en los que se celebra en distintos días del mes, siempre en fin de semana.

Mercado Agroalimentario del Valle del Guadalhorce Polígono Industrial La Trocha (Coín). Abre los domingos de 09.00 a 14.00 h. Asociación Guadalhorce Ecológico guadalhorceecologico.org.

Familia Hevilla. Con parcelas de regadío y secano ubicadas en distintas zonas de Coín, una larga tradición familiar, capacidad para la investigación, experimentación y divulgación y carácter innovador, los hermanos Hevilla son un referente en agricultura ecológica y comercialización directa en la provincia. familiahevilla.es.

Ecocítricos El Cerrajón. Isabel y Pablo Farfá, cuarta generación de los propietarios de esta finca entre Cártama y Alhaurín el Grande, certificaron en ecológico su producción e introdujeron métodos actualizados de venta directa, desde Internet a la distribución de cajas de hortalizas y frutas a grupos y particulares. ecocitricos.org

Sebastián Pavón. El original sistema de venta de la Huerta Pavón, en Coín, convierte el hacer la compra de la fruta y la verdura en una experiencia, al permitir que los propios clientes paseen por entre los árboles o recorran las parcelas de hortalizas escogiendo y recolectando lo que deseen, para luego pesarlo y pagar. Eso sí, solo con cita previa. Teléfono: 605150923.

Hacienda del Cura. Ubicada en Alhaurín de la Torre, a 11 kilómetros de Málaga, y con 22 siglos de historia agrícola, la Hacienda del Cura se especializa en la producción de naranjas y aguacates certificados en ecológico desde el año 2009, y gestiona por Internet pedidos y distribución directa a clientes de toda España. naranjayaguacatebio.es

 

Fotos

Vídeos