La Feria en el paladar

Del jamón, el cuchareo y la fritura a los churros o el bocata a pie de calle. Propuestas para disfrutar la fiesta también con el paladar

Gastronomía de fiesta. Propuestas para disfrutar de todo el sabor de la Feria, en el centro y en el Real. /Daniel Maldonado
Gastronomía de fiesta. Propuestas para disfrutar de todo el sabor de la Feria, en el centro y en el Real. / Daniel Maldonado
Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

Grandes de la restauración abren caseta en el Real, y los del Centro brindan espacios más íntimos

Comer en el centro

El Pimpi

C/ Granada, 62

El Pimpi es un punto caliente de la Feria del Centro, y este año tira de su huerta en el Guadalhorce para ofrecer tomates Huevo de Toro, piparras fritas, berenjenas 'cuerno de gacela' o gazpacho. Y para los que no pueden pasar sin cuchara, su potaje de 'zapatitos' a base de alubias carillas y manitas.

Los Patios de Beatas

C/ Beatas, 43

Para quienes deseen divertirse y disfrutar de una oferta gastronómica acompañada de un excelente surtido de vinos, la Vinoteca Museo Los Patios de Beatas propone carta especial de Feria y actuaciones en vivo.

El Mentidero

C/ Sánchez Pastor, 12

El Mentidero se transforma en un tablao flamenco con actuaciones a diario, además de ampliar la oferta de su carta con guisos de cuchara, frituras, montaditos... Y por supuesto, sus espetos, los únicos que se pueden comer en el centro.

Alea Restaurante

C/ Fajardo, 11

Durante toda la semana, Alea ofrece espacios reservados para disfrutar con amigos y menús hechos a medida con platos clásicos de la Feria.

Molina Lario

C/ Molina Lario, 20

El patio del hotel Molina Lario se transforma en una caseta de Feria con carta especial de comida, actuaciones, aire acondicionado y ambientazo.

Palo Cortado

C/ Molina Lario, 13

La barra de Palo Cortado refuerza su oferta de marisquito malagueño y programa actuaciones musicales.

La Martina Gastrotienda

Pza. De Arriola, 10

Esta charcutería con un inmenso surtido tiene un salón en la primera planta perfecto para disfrutar con amigos de un alto en el camino. Además de la chacina, venden al peso elaboraciones caseras como pata asada, albondigones o arroz.

El Pulgui

Plaza de las Flores, 4

Esta nueva caseta de la Plaza de las Flores reúne sabores caribeños y locales. Sandwiches cubanos, pulled pork, tartar de salchichón con miel de caña, ensalada de tomate Huevo de Toro, ensaladilla rusa, mojitos y zumo natural de caña de azúcar con ron cubano.

Pastelería Pathelín Centro

C/ Atarazanas

La Feria de Málaga ya tiene su propio dulce; el abanico de Feria, elaborado con la misma masa del roscón de Reyes que Pathelín vende en navidades y que está entre los favoritos del público malagueño. Una golosina para todos los públicos.

Casa Aranda

C/ Herrería del Rey, 3

Una feria sin churros no sería una feria. Los más incombustibles terminarán la juerga con ellos a primera hora de la mañana, y quienes deseen descansar las piernas y hacer una buena merienda, desfilarán por sus mesas a pie de calle a partir de las 17.00 horas.

Casa Mira

C/ Marqués de Larios, 5

El Blanco y Negro de Casa Mira es, sin duda, uno de los símbolos de la Feria de Málaga, mano a mano con los callos y el Cartojal. Este prodigioso granizado de café con nata, mantecado o helado de turrón tiene también versión sin cafeína para que nadie se prive de disfrutarlo.

La Bella Julieta

C/ Puerta del Mar, 20 y Santa Lucía, 9

Una gran diversidad de bocadillos apetitosos en panes especiales, cafés fríos y calientes, helados, zumos, batidos, ensaladas y tartas componen la oferta de La Bella Julieta, un lugar perfecto para hacer un alto y comer algo rápido pero de calidad durante estos días de feria.

Clásicos y más cuchara. Junto a los platos infaltables en Feria, hay una tendencia a reforzar la oferta de potajes y guisos (Foto tomada en El Pimpi).
Clásicos y más cuchara. Junto a los platos infaltables en Feria, hay una tendencia a reforzar la oferta de potajes y guisos (Foto tomada en El Pimpi). / Daniel Maldonado
Comer en la 'periferia'

El Merendero de Antonio Martín

Pza. De la Malagueta, 4

El Merendero de Antonio Martín ofrece, desde La Malagueta, un ambiente de feria amistoso para compartir con amigos y una carta imponente, con medio centenar de platos que van desde las sopas frías y ensaladas, al pescaíto frito, mariscos, arroces, etc. Por la noche, para felicidad del público taurino, la carta se centrará en la carne de toro; desde tartar picante de lomo alto hasta canelones de rabo guisado con foie y boletus.

Niña Bonita Cantina

C/ Martínez Campos, 6

Sin duda, este año el Soho se convertirá en refugio gastronómico de muchos aficionados a la Feria del Centro. A tan solo un paso de las calles más animadas, un remanso de paz con una extensa oferta gastronómica, a la que la cantina mexicana Niña Bonita se suma con sugerencias fuera de carta que hacen un guiño a la Feria, como las croquetas de cochinita pibil con cebollita encurtida, el arroz verde con marisco o los callos a la mexicana.

El Ambigú de La Coracha

C/ Campos Elíseos s/n

Para relajarse y divertirse con amigos a mediodía lejos del ruido, o para terminar una tarde de toros con una de las mejores vistas sobre la ciudad, El Ambigú de la Coracha, dirigido por Alejandra Pérez, es una opción excelente, con una carta atractiva, variada y con una buena relación calidad-precio.

Nerva

C/ Cristo de la Epidemia, 55

El bar restaurante Nerva, un referente para los aficionados taurinos pese a estar en el barrio de la Victoria, se viste de farolillos y propone una carta especial con platos como su famosa ensaladilla rusa, jamón y queso, quisquillas, cuchareo y arroces que cambiarán cada día, entrecot de retinto y frituras, que se ofrecerá desde las 12.00 hasta las 16.30 horas.

Comer en el Real

El Malaguita

C/ A.Rodríguez Sánchez 17-18

La solvente restauradora Alejandra Pérez se hace cargo de una de las casetas más animadas de los últimos años en el Real. Este año, además de una carta variada y completa incluyendo estaciones de corte de jamón y embutidos, puestos de queso y marisco, la cosa se anima con una carrera de camareros que se celebra mañana domingo, donde el ganador se llevará su peso en vino.

Grupo La Reserva

C/ A. Rodríguez Sánchez 21-22

Uno de los más conocidos grupos de restauración de la capital inaugura este año caseta doble en el Real de la Feria desplegando su siempre fiable oferta en una carta amplia y con su sello habitual: buen jamón, gambas, fritura malagueña, pescados, hasta siete carnes rojas, y una propuesta más amplia de cuchareo variado.

Peña Er Salero

C/ A. Rodríguez Sánchez 23-24

Las degustaciones y raciones de comida casera han convertido la caseta de la Peña Er Salero en un buen refugio para quienes necesiten entonar el cuerpo en un ambiente cálido.

La Canasta

C/ A. Rodríguez Sánchez 25-26

Tras estrenarse en el Real el año pasado, La Canasta duplica su espacio para replicar una de sus tiendas: pan y bollería horneada in situ, su oferta habitual de tartines, flautas y hamburguesas como la de Angus, frituras, ensaladilla rusa y, como añadido, guisos como los callos y una estación de corte de jamón.

El Pimpi

C/ A. Rodríguez Sánchez 29-30

La bodega más emblemática del Centro monta por todo lo alto su caseta en el Real de la Feria, a la que traslada una buena muestra de su oferta gastronómica incluyendo un cortador de jamón, un selecto surtido de quesos de Málaga, pescaíto frito, marisco y el infaltable 'potaje de zapatitos'. Todo ello regado con los mejores vinos de la tierra y un intenso programa de actuaciones musicales.

Los Mellizos

C/ A.Rodríguez Sánchez, 185-186

El popular grupo de restauración especializado en pescado y marisco que dirigen los hermanos Montes se estrenó en el Real en 2017, y el éxito de acogida les ha llevado a doblar el espacio. Frituras de pescado con el arte 'carihueleño' que les distingue, marisco variado y su amplia variedad de arroces son la estrella de esta caseta.

La Espiga

C/ A. Rodríguez Sánchez, 191

Arrabal Catering, empresa sevillana especializada en viandas de feria, dirige la cocina de esta caseta clásica del Real con una oferta amplia donde no faltan los guisos de cuchara, el pescaíto frito, las chacinas variadas o las carnes rojas.

El Péndulo

C/ A. Rodríguez Sánchez, 192

Si la veteranía es un grado, El Péndulo lleva a gala ser una de las casetas con más trayectoria y solera del Real en lo que se refiere a ambiente y oferta gastronómica sencilla pero de calidad. A mediodía, menús desde 15 euros con guisos y raciones típicas de Feria.

El Gazpachuelo

C/ A. Rodríguez Sánchez, 196

Llamándose El Gazpachuelo, este plato emblemático malagueño no podía faltar en la carta de esta caseta. Lo sirven por la noche. De día una cuidada oferta de platos donde no faltan ofertas tan sabrosas como el solomillo al whisky o los revueltos de tagarninas.

Casa de Álora-Gibralfaro

C/ Peñista R. Fuentes, 58-59-60

La cocina casera de las mujeres de la peña Casa de Álora-Gibralfaro tiene justa fama. Cada año elaboran 200 kg de lomo en manteca, además de dedicar un día a las tradicionales Sopas Perotas. Como bocado dulce, helado de avellana.

El Parral

C/ Peñista R. Fuentes, 95-96

Un plato caliente de factura casera siempre se agradece, y en El Parral esto es lo típico. Tiene fama la fabada de Tomás de los sábados y los fideos a banda que ofrecen los miércoles.

Tiro de Pichón

C/ Peñista R. Fuentes, 99

Un buen motivo para visitar el Real es degustar el guiso de rabo de toro que se elabora en esta caseta.

Peña La Asunción

C/ Peñista R. Fuentes, 109-110

En esta caseta colorida y muy malagueña son famosas las tortillas de patata, posiblemente las mejores del Real.

Peña Simpatía (La Luz)

C/ Peñista R. Fuentes, 107-108

A altas horas de la noche, cuando hace falta entonar el cuerpo, en esta caseta sacan un caldo de gallina que resucita a un muerto.

Temas

Málaga
 

Fotos

Vídeos