Las estrellas se rinden ante Arzak en Marbella

Foto de familia de los cocineros junto al homenajeado, Juan Mari Arzak, anoche en Marbella. :/Josele-Lanza -
Foto de familia de los cocineros junto al homenajeado, Juan Mari Arzak, anoche en Marbella. : / Josele-Lanza -

Dani García reúne un año más a los grandes chefs para homenajear al padre de la cocina moderna española

Nieves Castro
NIEVES CASTROMarbella

Han pasado algo más de dos décadas, pero Dani García recuerda el momento porque era la primera vez que acudía al restaurante de Arzak. Comió uno de los platos más exitosos de la carta: la sorta de cigalas. La receta que reconstruyó anoche a su aire en la cena tributo que la comunidad de grandes chefs españoles rindió al vasco en Marbella, en el marco de las jornadas gastronómicas A Cuatro Manos que impulsa el marbellí. Había ganas de homenajear al cocinero de San Sebastián desde que en 2014 surgiera la conversación en Puente Romano y éste se negara en rotundo. No fue hasta el año pasado cuando aflojó su resistencia. La fecha se escogió a propósito, el 19 de marzo, coincidiendo con el Día del Padre. Y es que Juan Mari Arzak, precursor de la nueva cocina vasca, reconocido como uno de los impulsores de la cocina moderna española, es considerado al mismo tiempo por buena parte de las estrellas Michelin de este país un auténtico «aita», un padre dicho en euskera.

«Lo de hoy es algo muy emotivo para nosotros y me alegro mucho por él porque se lo merece. Yo he visto toda mi vida su ímpetu, lo que le gusta la cocina y ese respeto que profesa hacia sus compañeros. O sea, qué mejor que el reconocimiento de sus colegas en esta fiesta que es la mejor que se le puede hacer», afirmó la tres estrellas Michelin Elena Arzak, hija del homenajeado y presente en la nómina del tributo. A la cita este año se han vuelto a sumar los grandes de la gastronomía mundial: Martín Berasategui, Joan Roca, Quique Dacosta, Ángel León (tres estrellas Michelin) y Ferran Adrià. Junto a ellos, Andoni Luis Aduriz, Paco Roncero, Toño Pérez, Diego Guerrero, Ramón Freixa, Paco Pérez, Francis Paniego, Nacho Manzano, Paco Morales y Pablo González (con dos estrellas Michelin cada uno); Albert Adrià, Josean Alija, Marcos Morán, Ricard Camarena y Aitor Arregi, con una estrella. Todos, excepto Berasategui y Ferran, se enfundaron el delantal para reinterpretar la cocina de Arzak en un plato que se integró en un menú para casi un centenar de comensales. ¿Quiénes? Los cocineros e invitados del homenajeado y del propio Grupo Dani García. Entre ellos, pudo verse a una muy delgada Ágatha Ruiz de la Prada y a Simoneta Gómez Acebo.

La cocina del marbellí se convirtió ayer en el centro de operaciones de la veintena de estrellas Michelin. Los primeros empezaron a llegar el viernes por la tarde. Tomaron posiciones y el domingo algunos ya comenzaron a prender los fogones. El menú incluyó combinaciones tan del gusto del donostiarra como la merluza en salsa verde que preparó Joan Roca; la ralladura de cabracho que firmó Andoni Luis Aduriz; o el cochinillo que aderezó con naranja el conocido como chef del mar, Ángel León.

El homenajeado se quedó casi sin palabras. Ya le faltaron desde el comienzo, al ser recibido al son en directo de la marcha tradicional de la Tamborrada de San Sebastián. Melodía que dirigió con gusto, igual que hace a las puertas de su restaurante cada 20 de enero, día del patrón de Donostia. Ferran y Berasategui, grandes amigos del vasco, con ojos humedecidos contemplaban la escena. A Elena Arzak directamente se le escapó alguna lágrima.

Arzak padre reconoció que es «una emoción» compartir el momento con su hija «que es mi bastón», y confesó que ni siquiera en una noche tan especial se había desprendido de su querida libreta, un pequeño bloc de notas que le acompaña allá donde va para tomar apuntes y que no se escape ni una sola idea. «Hombre, claro que la traigo yo no puedo estar sin ella», afirmó. Reconociendo acto seguido que en su paso por tierras malagueñas se estaba hinchado de cazar ideas, algo que no es de extrañar con el talento que se reunió anoche en el restaurante que tiene Dani García en Puente Romano. Por quinto año consecutivo, el chef marbellí congregó a sus amigos y colegas cocineros en una cita de referencia. Desde 2015 las jornadas gastronómicas acogen una noche de tributo. Inauguró el formato el revolucionario Ferran Adrià. Le siguieron Jöel Robuchon en 2016 y Nobu Matsuhisa el año pasado. Arzak ha cogido el testigo, que sigue alto, muy alto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos