La solidaridad brilla en Marbella

La solidaridad brilla en Marbella
Josele-Lanza -

Chefs and Kids reúne a más de cuarenta estrellas Michelin en el hotel Los Monteros en favor de Aldeas Infantiles

Marina Martínez
MARINA MARTÍNEZ

Quien más y quien menos ha escuchado alguna vez eso de que con la comida no se juega. Más de un estrella Michelin se encargó ayer de darle la vuelta a la tortilla. Y los niños encantados. Pintar con plancton a Ángel León o embadurnar de chocolate a Eneko Atxa no se tiene al alcance de la mano todos los días. «¡Con la comida sí se juega!», fue el grito de guerra de grandes y pequeños. Esos a los que Chefs and Kids reunió en el hotel Los Monteros de Marbella en el marco de la iniciativa solidaria promovida por Avalon a favor de Aldeas Infantiles.

Pocas veces se puede ver una constelación de estrellas Michelin como esta, más de cuarenta brillos de la prestigiosa guía de las tapas rojas con un objetivo común: contribuir al proyecto de ayuda a niños sin hogar y educar en valores. Talleres de cocina y una cena benéfica para doscientas personas centraban el programa. «Todos los chefs con los que contactamos dijeron 'sí' desde el primer momento», advertía el director del hotel marbellí, Fernando Al-Farkh, en la apertura de una jornada que inauguraba la alcaldesa de la ciudad, Ángeles Muñoz. «Es un orgullo y un privilegio que Marbella esté ligada a la alta gastronomía, y aún más unirla con la solidaridad en una iniciativa como ésta que queremos que continúe aquí, Marbella es el lugar ideal», consideró la regidora durante un acto al que también asistieron el diputado Jacobo Florido; el presidente de Bodegas Emilio Moro, José Moro; el director territorial de Aldeas Infantiles, Javier Vigil; Benjamín Lana, director editorial de Medios Regionales de Vocento y vicepresidente de Madrid Fusión, y Carlos Maribona, crítico gastronómico y colaborador de Vocento.

Jugar con los colores

En total, 24 cocineros con estrella Michelin se pusieron la chaquetilla para «transmitir la pasión por la gastronomía y la importancia de cuidar la alimentación» –explicaba Pilar Candil (Avalon)– a un total de 120 alumnos de entre seis y doce años de los colegios marbellíes Federico García Lorca, Nuestra Señora del Carmen, Platero y Santa Teresa seleccionados en un concurso de pintura. Entre ellos, Daniela Medina, de 9 años, que se atrevió con una de las pizzas elaboradas por el equipo de Kiko Moya. Tenía tablas O Kevin Palma, de once años, muy preocupado por que la huerta que proponía Paco Roncero quedara perfecta. Otra cosa es que se la comieran después... Porque no es precisamente el fuerte de muchos la verdura. Aunque más de uno hizo un esfuerzo. Como Lola Ogalla, de doce años, que aseguró que probaría los rollitos de salmón que hizo junto a Fina Puigdevall.

Más de 120 escolares y doscientos comensales disfrutan de los talleres de cocina y de la cena benéfica para ayudar a niños sin familia

«Simplemente se trata de insistir y de hacer alguna que otra trampa jugando con los colores y con frutas y verduras fáciles de comer», reconocía la cocinera de Les Cols mientras aconsejaba a sus pequeños pinches, como locos por conseguir la firma de los chefs. Hasta colas tenía Dani García. «Es normal que me conozcan más por la cercanía», se justificaba ante su legión de seguidores.

Otros llevaban los deberes hechos, como los estudiantes del colegio Nuestra Señora del Carmen. Según contaba, su director, José María Franco, desarrollan proyectos de hábitos saludables y hasta cuentan con un huerto propio. Ayer, junto al resto de compañeros, llenaron el jardín del hotel Los Monteros de risas, color y hasta alguna batalla de chocolate y plancton, que no dejó chef sin 'herida de guerra' en su chaquetilla. Y los cocineros se lo pasaron como niños. Abría fuego Ángel León con sus dibujos con plancton (era su plan B después de que se fermentaran por el camino sus embutidos marinos). De ahí a la cara había un paso. Junto a él, Eneko Atxa y Paco Morales. Después, el resto. En el evento, avalado y apoyado por el Ayuntamiento de Marbella y la Diputación, y con el patrocinio de la Fundación Emilio Moro, Grupo FCA y Kymco, participaron Martín Berasategui (siete estrellas Michelin); con cinco estrellas, Paco Pérez; con cuatro, Ángel León y Ricardo Sanz; con tres brillos Eneko Atxa y Paolo Casagrande; con dos, Dani García, Mario Sandoval, Paco Roncero, Diego Guerrero, Francis Paniego, Jesús Sánchez Kiko Moya, Fina Puigdevall, Erlantz Gorostiza y Óscar Velasco; y con una estrella, José Carlos García , Diego Gallegos, Mauricio Giovanini, Paco Morales, Benito Gómez, Marcos Granda y Juan José Carmona, así como Diego del Río.

Cena malagueña parauna cita con continuidad

«Marbella es una ciudad con un grandísimo corazón, capaz de acoger actos de este tipo». Así se refería ayer Dani García a la iniciativa de Avalon y Chefs and Kids. Sabe de lo que habla. Desde su Fundación también ayuda a una buena causa: luchar contra la diabetes y la obesidad infantil. Por eso no lo dudó a la hora de encargarse de coordinar el menú de la cena a favor de Aldeas Infantiles en la que los estrellas Michelin malagueños se unían anoche en la cocina por primera vez para servir en el hotel Los Monteros para 200 personas (a razón de 350 euros por cubierto) como broche final a Chefs and Kids. Así, García diseñó platos entre los que no faltaron el ajoblanco ni el gazpachuelo, junto a Benito Gómez (Bardal), Diego Gallegos (Sollo), José Carlos García (JCG), Marcos Granda (Skina), Juanjo Carmona (El Lago), Mauricio Giovanini (Messina), Diego del Río y Sebastián Conejo, para una noche en la que los estrellas Michelin compartieron mesa con los comensales y que cerró la jornada con sorpresa: confirmado, habrá continuidad. La cita de 2019 será el 20 de mayo.

Como destacó Jacobo Florido, «ejemplos para muchos». «Y eso es lo que hay que inculcar a los niños, que con esfuerzo y trabajo todo puede conseguirse. Los más pequeños merecen ser felices». En ellos está el futuro, apuntaba Martín Berasategui. «Nos corresponde ayudarles. Somos transportistas de felicidad y ellos son los que más felicidad nos transportan. Garrote triple hoy», animaba el tres estrellas Michelin en una presentación en la que se incidió en la sostenibilidad y la educación. «Dicen que somos lo que comemos pero no sé si quiero ser lo que como porque hoy en día no se come bien ni se cuida el planeta. Hay que enseñar desde la escuela a cuidarlo y a cuidarse uno mismo», consideraba Diego Guerrero, que lleva varios años de colaboración con Aldeas Infantiles. Como Mario Sandoval: «Cuando alguien no tiene familia, es muy bonito que te aporten un hogar que te den ese calor y te ayuden a saber alimentarte». Al fin y al cabo, se trata de que «todos los niños tengan la oportunidad de contar con una familia», describía González Vigil.

 

Fotos

Vídeos