Así es por dentro la gran despensa con los productos 'pata negra' de esta Navidad en Málaga

Rafael Jiménez muestra los bogavantes a 40 euros el kilo/Salvador Salas
Rafael Jiménez muestra los bogavantes a 40 euros el kilo / Salvador Salas

Los mayoristas ofrecen desde hace días las frutas y hortalizas más exquisitas, así como el mejor marisco y el pescado de mejor calidad

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Mercamálaga es un enorme escaparate de productos de los más diversos orígenes y de los manjares más llamativos. Una ciudad de unos 300.000 metros cuadrados que vive de noche. Sus más de cien puestos (52 son mayoristas de frutas y hortalizas, 24 de pescados y el resto de actividades complementarias de distribución o de atención a usuarios), se encargan de ofrecer los productos del campo y la mar más selectos. Su ámbito de influencia abarca a más de 630.000 habitantes. No sólo atiende la demanda de la capital, la Costa del Sol o las poblaciones de la provincia, sino también parte de las provincias de Granada, Córdoba, Sevilla y Cádiz. Y ello gracias a su oferta de calidad.

La temporada alta de este mercado es sobre todo el verano, debido a la notable afluencia de turistas, que hace que la demanda se dispare. Sin embargo, en las fechas previas a las fiestas navideñas y durante la propia Navidad, se transforma y convierte en la despensa navideña de buena parte de la Comunidad andaluza con una oferta más variada y exquisita. «Siempre tenemos cosas buenas y de calidad, pero ahora se da un salto más y lo que traemos es 'pata negra', aunque también los precios son más elevados», asegura Rafael Jiménez Sánchez, mayorista especializado en bivalvos.

Mercamálaga se ve invadido de productos exóticos y de lujo, de especialidades y exquisiteces, ya no sólo nacionales sino también internacionales. Los mayoristas buscan en estas fechas las frutas y hortalizas más exquisitas, así como el mejor marisco y el pescado de los caladeros españoles y de países próximos. Un ejemplo de ello es Mar y Mar, que dirige Rafael Rodríguez. «Nosotros traemos corvina de Egipto por avión a 10 euros el kilo precio mayorista e incluso langostino fresco de Italia a 20 euros o pargo de Conil de la Frontera a 20 euros el kilo. Algunos de estos productos los traemos sólo en estas fechas porque los clientes piden cosas más selectas y más grandes», explica.

En el mercado de pescados frescos y congelados, el marisco sigue siendo el rey en estas fecha, aunque también existe una fuerte demanda de pescados de escamas.

Los precios reflejan desde hace dos semanas una subida que se incrementa en los días previos a la cena de Nochebuena. Percebes (70 euros el kilo), cigalas (55), centolla gallega (60), bogavante (40), buey (12) nécora (22), vieiras (9,5), gamba roja de Alicante (70), langosta fresca de Motril (33), concha fina (9) o rape, que ha pasado de tener una cotización de 7 euros el kilo a unos 11.

El más caro

Sin embargo, la palma se la lleva la angula. «Este año están entre los 500 y 600 euros el kilo. Cuando las traemos, siempre es por encargo. Si el cliente las quiere vivas el proveedor debe hacerle un seguro, porque si se mueren durante el transporte su valor desciende a unos 400 euros y nosotros no corremos con esa pérdida», señala Luis Miguel Roldán, presidente de la Asociación de Mayoristas de Pescados (AMPESME) y propietario del puesto Mar del Sol.

La actividad en el mercado de pescados de Mercamálaga comienza a las 05.00 horas. El sonido de la sirena que indica de los puestos es el pistoletazo de salida de una actividad frenética. Los clientes los pasillos, que se convierten en un trasiego constante de carros cargados y personas.

Con la cercanía de la Nochebuena, Nochevieja y Reyes, los precios se han incrementado

Según Francisco Pérez, un licenciado en Periodismo que vende marisco en el puesto de Hermanos Pérez de Guzmán, el mejor momento de la venta es entre las 05.00 y las 06.00 horas. «Hay que intentar vender el producto en la primera hora. A partir de ahí se desploman y se comienza malvender. El mercado está abierto hasta las nueve, pero por lo general a las siete está la venta terminada», explica.

Ramón Andreu es el titular de otro puesto mayorista de pescados. El pasado viernes, nada más abrir, consiguió vender más de 20 piezas de langosta fresca de Motril de entre 1,2 y 1,5 kilos de peso a 33 euros el kilo, y otras de más de 1,5 kilos a 30.

Israel Morillo, con una caja de cigalas.
Israel Morillo, con una caja de cigalas. / Salvador Salas

Muchos de los clientes de Mercamálaga son minoristas o restauradores que deben realizar sus compras temprano para poder esta en sus establecimientos a la hora de apertura al público con todo el género expuesto. Este es el caso de Lucas Muñoz, propietario de una pescadería en Ronda. Entre los productos que lleva para su tienda se encuentran varas bolsas con agua de mar con ortiguillas que ha comprado a 10 euros el kilo y que piensa ponerlas a la venta a unos 15. «Ortiguillas no siempre hay y no he dudado en comprarlas», asegura.

Frutas

La actividad comienza bastante antes en el mercado de frutas y hortalizas. En esta sección los puestos abren al público a las dos de la madrugada. Al igual que el área de pecados, también los precios de los productos de campo se han incrementado estos días casi un 25 por ciento debido a incremento de la demanda.

Para Andrés Rojas, de Málaga Natural, cuyo puesto está especializado en frutas y hortalizas nacionales, exóticas y de importación, las semanas verdaderamente fuertes sin embargo están por llegar. «Incrementamos la oferta de productos especiales, porque la gente busca frutas y verduras mejores y más caras», asegura. En su puesto se pueden ver chirimoyas de la Costa Tropical de Granada de calidad extra a 3,50 euros el kilo, fresas de Huelva a 10 euros, cerezas de Chile o la Patagonia Argentina entre los 10 y 12,5 euros el kilo, chumbos de Sicilia a 2,70 y piñas por avión a 2,70. También los productos locales como la nuez pacana, que se encuentran de temporada, figuran entre los de mayor precio (entre 7,5, la larga, y 9,5, la extra larga).

Los que experimentarán una mayor demanda conforme se acercan las fiestas son el aguacate -en nacional de la variedad Hass está a 4 euros el kilos, precio mayorista-, junto con la chirivia y las coles de Bruselas, muy demandados por la población británica. Una situación similar se produce con el apionabo, todavía por descubrir por los consumidores malagueños.

Entre las hortalizas, el que más se vende es el tomate. Aunque, según Rojas, la gente demanda tomates con sabor, variedades que se cultivan ahora bajo plástico y que alcanzan estos días un precio no inferior a los 2,25 euros el kilo.

Según Daniel Machuca, de Cofruma, hace ya días que se nota una mayor demanda de productos, incluidos los de importación, mucho de los cuales son transportados por avión. Piñas, mangos o espárragos son algunos ejemplos. De Costa de Marfil traen piñas baby (2,5 euros el kilo) y las coles de Bruselas desde Holanda (1,40), porque en estas fechas no hay producción nacional.

Otro de los productos reyes de las fiestas, especialmente de cara a Nochevieja, es la uva. Cada vez más se están imponiendo las sin pepita. De momento, las que se ofrecen son de Murcia, aunque en unos días comenzará a llegar de Sudáfrica, ya que la campaña nacional finaliza en breve. El precio actual es de 2,5 euros el kilo, pero la previsión es que alcancen los 3,5 en los días previos a fin de año. Como novedad este año se están ofreciendo incluso, en pleno mes de diciembre, uvas moscatel de Manilva, a 1,40 euros el kilo y ello gracias a un sistema de frío y control de la humedad que permite que el fruto esté en perfectas condiciones en estas fechas, según Andrés Rojas.

El mercado central mantiene la línea de crecimiento

El Mercado Central de Abastecimiento de Málaga inició en 2015 de manera sostenida la recuperación de la actividad. El pasado año consiguió un crecimiento de entrada de mercancías en sus instalaciones del 2,25 %, alcanzado as 220.933 toneladas. Ello permitió a las empresas de Mercamálaga alcanzar una facturación global en el último ejercicio de 642 millones de euros, un 0,6% más que en 2016 (638,61 millones). La entrada de mercancías en Mercamálaga es un dato relevante que marca la tendencia de la actividad comercializadora. Por lo que se refiere a 2018, las entradas de productos no sólo se mantienen, sino que crecen. Así, al cierre del mes de noviembre han entrado a sus instalaciones 210.874 toneladas, un 2,89 % más con relación al mismo mes del año anterior (204.955).

El mercado de frutas y hortalizas ha movido ya 174.813 toneladas y 36.058 toneladas en el de pescados y mariscos.

Las frutas más vendidas en lo que va de año frutas son naranjas, plátanos y sandías. En hortalizas, tomates, cebollas y pimientos. En cuanto a pescados frescos, encabezan el ranking de ventas los boquerones, seguido de sardinas, jureles. En mariscos frescos, la especie más vendida el mejillón, seguido de las chirlas, calamares y gambas. En pescados y mariscos congelados, encabezan los más demandados rosada, calamares y gambas.

Temas

Málaga