Dani García y Albert Adrià se unen para abrir un restaurante en Marbella

Daniel Bartolomé

Los estrellas Michelin anuncian un proyecto conjunto en Puente Romano para el próximo año

Marina Martínez
MARINA MARTÍNEZMálaga

Mientras cocinaban con Nobu, poco podían imaginar Dani García y Albert Adrià que un año después los dos abrirían restaurante juntos en Marbella. O sí. Porque todo se gestó precisamente en esas jornadas 'A Cuatro Manos' con las que el dos estrellas Michelin marbellí rendía homenaje al cocinero japonés el pasado mes de marzo en su restaurante del hotel Puente Romano. Y surgió como suelen surgir las grandes ideas, en una comida entre amigos. Sólo que en este caso los amigos eran el cocinero malagueño y los hermanos Albert y Ferran Adrià. Mejor dicho, el ideólogo fue el considerado mejor cocinero del mundo y alma de ElBulli: "Deberíais abrir los dos un restaurante en Marbella". ¿Por qué no? Él tiró la piedra y ellos pusieron la mano. A ambos les gustan los retos. Casi los buscan. Son su motivación. Por eso no se resistieron mucho a la propuesta. Ni tardaron en visualizarla.

Unos meses, y reuniones, después, los dos lo confirman: habrá restaurante 'a cuatro manos'. Será en el mismo Puente Romano. Ya tiene local adjudicado. Es de lo poco que hay decidido. El propio Dani García insiste en que es aún un embrión. "Todavía tenemos que ultimar muchos detalles pero lo que está claro es que será brutal tanto para Marbella como para Málaga. Puente Romano se va a convertir en un epicentro gastronómico difícil de igualar. En lugar de un centro con grandes marcas de ropa, será un centro con grandes marcas de la gastronomía", considera Dani García, recordando en este sentido el reciente desembarco de Nobu, que abría el pasado 15 de junio en el citado hotel su primer restaurante en España.

Dos semanas después, el marbellí inauguraba su tercer establecimiento en su localidad natal: Lobito de Mar. No hace ni un mes y ya vuelve a ser noticia. Sabe que, como grupo empresarial, este nuevo proyecto "abre una puerta" para DG. Pero también para el sector. Porque, en un principio, lo que se plantea es que Albert Adrià ponga la cocina y el grupo Dani García la gestione. "Ahí la radica la importancia, en ese nuevo modelo de sinergia", añade el marbellí con una mezcla de ilusión, convicción y algo de impotencia por no poder contar mucho más de este proyecto que guardaban en secreto hasta que Adrià no ha podido aguantar y lo ha dejado caer en una entrevista.

Lo único decidido es el lugar. Lo demás son conjeturas. Como el tipo de restaurante (para el que se barajan varios conceptos). O la fecha de apertura. Semana Santa "sería lo ideal", según Dani García. No es su mayor preocupación en estos momentos. Confía en el proyecto. Y en la buena sintonía que le une a Albert desde que se conocieran en Japón allá por 2005. Después cada uno seguiría andando su camino. El marbellí, hasta conseguir dos estrellas Michelin y levantar un grupo empresarial con casi trescientos empleados, entre sus cuatro restaurantes (DG, BiBo Marbella, BiBo Madrid y Lobito de Mar), la línea de catering y el Deli del aeropuerto. Y el catalán, construyendo junto a su hermano y los Iglesias todo un barrio gastronómico en Barcelona: elBarri, en el que habitan el afamado Tickets, Pakta, Bodega 1900, Niño Viejo, Hoja Santa y la última incorporación, el revolucionario Enigma. En total, tres estrellas Michelin... y miles de ideas en la cabeza. Como Dani García. Parece que están condenados a entenderse. El maridaje está servido.

Fotos

Vídeos