COMER PLÁSTICO

ESPERANZA PELÁEZ

Hace solo 65 años que el plástico forma parte de nuestra vida. En ese tiempo se han producido unas 8.000 toneladas métricas, casi el 40% para envases de usar y tirar empleados sobre todo en alimentación. Vemos devastadoras imágenes de islas flotantes de plástico en los océanos y de tortugas, peces o cetáceos atragantados con bolsas. Otros residuos no se ven. En el revelador artículo que el blog www.productordesostenibilidad.es dedica al tema (7 de abril de 2018), del que se extraen los datos aquí reflejados, aparece una foto de un jurel en cuyo intestino también hay pequeños fragmentos, que no han llegado a causarle la muerte, pero cuya presencia plantea interrogantes angustiosos. Uno es de qué forma terminará afectando el plástico que comen los pescados que comemos a nuestra salud. Y no solo los pescados; los plásticos abandonados en el campo, ¿cómo influirán en vegetales y otros seres vivos que entrarán en la cadena alimentaria en cuya cúspide estamos? Resulta paradójico que ahora que tanto valoramos los aspectos saludables de los ingredientes de nuestros platos, confiemos en que la política de reciclaje termine con el problema. Entre otras cosas porque en la actualidad solo el 9% de los envases de plástico termina reciclándose. En España existe un marco legal que en teoría obliga a los productores a reducir el impacto ambiental de los envases (Ley 22/2011 de 28 de julio, de Residuos y Suelos Contaminados), incluyendo diversas medidas, entre ellas una curiosa: aceptar la devolución de envases reutilizables, una paradoja, porque la ventaja de los envases de plástico es que son de usar y tirar. Otras medidas ajenas a esta ley, como cobrar por las bolsas de los supermercados, han sido más efectivas. Como consumidores que aspiran a comer sano podemos actuar también. ¿Cómo? Buscando alternativas al agua embotellada, comprando en la frutería del barrio o en mercados de abastos, buscando comercios que vendan legumbres, harinas o granos a granel. Planteándonos como objetivo que la bolsa amarilla no sea la primera de nuestra basura en llenarse...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos