La Reserva del Pastor, cocina tradicional de calidad

Los artifices de la comida en La Reserva del Pastor./SUR
Los artifices de la comida en La Reserva del Pastor. / SUR

Un estilo más juvenil y desenfadado con platos populares

Enrique Bellver
ENRIQUE BELLVER

La Reserva del Pastor inició su andadura en un tiempo en el que la crisis económica hacía mella en la hostelería, concretamente en el año 2010, y fue un empeño personal del hostelero malagueño José Gómez y de su socio Luis Vega. Ambos, contra todo pronóstico, decidieron abrir un nuevo espacio gastronómico en pleno centro de la ciudad y con una oferta de cocina tradicional desenfadada y dirigida a una clientela que huye de los formulismos a la hora de sentarse en la mesa. Muy pronto, un canal temático de televisión, Canal Cocina, eligió esta casa como su restaurante insignia en la capital malagueña, de ahí las numerosas referencias que figuran a este canal en la decoración del restaurante.

Desde aquello han pasado ya ocho años, y La Reserva del Pastor ha cambiado en cuanto a decoración: profusión de mesas altas, espacios muy luminosos... Pero manteniendo a pesar del cambio de su cocina la misma tendencia que el día que se inauguró, es decir, una cocina popular con platos de tendencia más juvenil e innovadora.

La Reserva del Pastor

Dirección
Sánchez Pastor, 3.
Teléfono
952 214 748
Cierra
Ningún día
Precios
evuelto de bacalao: 12€, Gambas plancha: 24€, Flamenquín: 10€
Valoración
Cocina: 8, Sala: 7, Carta de Vinos: 7,5 y Calificación: 7,5/10

Entre los cambios que se aprecian en esta nueva etapa destaca el de su actual jefe de cocina, Jesús Díaz, quien antes de recalar en estos fogones fue responsable de todo lo que se cocía, asaba y guisaba en el restaurante La Traíña en Nerja, y previamente estuvo en la Caleta de Vélez.

Sardinas escabechadas con tomate

Unos buenos y gruesos filetes de sardinas con el vinagre y la sal justas para no romper el equilibrio de sabores hacen de esta combinación con el tomate un plato muy refrescante y cuyo único secreto reside en el producto y la medida justa.

Otro cambio que se aprecia nada más cruzar el umbral de la puerta misma de La Reserva del Pastor es el servicio de sala. Un equipo de jóvenes camareros comandados por Diego Batista, responsable a su vez de la bodega, atienden con diligencia y, mejor todavía, con simpatía y sin querer dirigir al cliente sobre lo que tiene que comandar, situación que en algunos locales del centro llega a hacerse insufrible por parte de quienes se sientan en una mesa.

Una cocina muy popular es la que figura en su carta, aunque quienes acudan buscando un buen pescado frito o marisco no se van a equivocar. Desde siempre José Gómez se ha caracterizado por tener un producto del mar de bastante calidad, y esta casa que pertenece al Grupo La Reserva no es una excepción. El punto de plancha de las gambas malagueñas y el de la cocción de las quisquillas y cigalas que ese día tenían era idóneo, lo mismo que el tamaño de los propios crustáceos, sin dejar a un lado las coquinas, jugosas, grandes y sin pizca de arena. Echando un vistazo a la carta sorprende la variedad de platos que hay donde los huevos fritos son su base, incluso los encontramos con patatas y foie o con patatas y morcilla. Con respecto al apartado de pescados poco se puede objetar, pues la lista y variedad de pescados al horno, plancha o fritos es amplia, lo mismo que el de las carnes, donde podemos encontrar desde un flamenquín hasta un chuletón de vacuno. ¡Ah!, para los paladares más golosos el milhojas de nata está que se se sale del tablero.

Steake tartar

Los distintos ingredientes que conforman la maceración 'in situ' de la carne hacen que el steake esté o no en su punto. El toque de generoso refuerza la potencia de la carne con ese toque avainillado de madera.

La selección de vinos es la habitual que podemos encontrarnos en los restaurantes del grupo, o sea, una amplia variedad de referencias españolas y bastantes francesas, incluidos los champagnes. Si hubiera que diferenciar este restaurante del resto de las 'Reservas', diría que es un lugar más informal, desenfadado en cuanto a su decoración, pero con una cocina tradicional muy honesta.

 

Fotos

Vídeos