Puchero casero en un 'click'

Elisa Cadenas, cocinando. /D. Maldonado
Elisa Cadenas, cocinando. / D. Maldonado
Málaga en la mesa

La chef Elisa Cadenas pone en marcha un servicio de comida sana para llevar o enviar a cualquier punto de España

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

Hace exactamente un año, Elisa Cadenas y Juan Díaz preparaban, no sin cierta melancolía, las que serían las últimas Jornadas de Legumbres de Alborada, su restaurante familiar, que se había convertido en un referente para los amantes de la cuchara y los guisos a fuego lento. Las jornadas cumplían 15 años, prácticamente los mismos que la casa, pero los ritmos de la hostelería empezaban a pasarles factura.

A la vez que seleccionaban para el menú los platos más queridos de su público y las innovaciones que Elisa, desde siempre interesada en la dietética, había ido introduciendo, acariciaban la idea de un formato nuevo que les permitiera llegar al público con menos fatiga y atendiendo a la demanda de un consumidor cada vez más preocupado por la relación entre alimentación y salud. Encontraron en Arroyo de la Miel un local perfecto para montar una cocina de producción y, hace unos meses, nació La Cocina de Elisa.

Elisa Cadenas y Mireia Ramírez repasan los valores nutricionales de los platos de La Cocina de Elisa, un formato de cocina tradicional para llevar a casa o a cualquier punto de España.
Elisa Cadenas y Mireia Ramírez repasan los valores nutricionales de los platos de La Cocina de Elisa, un formato de cocina tradicional para llevar a casa o a cualquier punto de España. / D. Maldonado

Es lunes por la mañana y llueve a mares. Un cartel indicador a pie de acera en la avenida del Gamonal permite encontrar sin dificultad el local, pequeño y discreto por fuera. La antesala la preside una pequeña vitrina donde, entre los envases de comida listos para llevar etiquetados a mano, una pequeña olla esmaltada anuncia lo que se propone allí. En la trastienda se abre una cocina amplia donde (¡oh, sí!) bulle alegre un inmenso puchero de caldo blanco. Al lado, Elisa remueve un sofrito, y Mariano y Mirella, sus ayudantes, pican kilos de verduras, sacan garbanzos y judiones de La Granja del remojo, preparan la mise en place para los platos del día. Al poco aparece Mireia Ramírez, la joven nutricionista que se ha sumado al equipo en esta nueva etapa, con el cometido no solo de supervisar los valores nutricionales de la comida que se oferta en la carta, sino de preparar menús de dieta a la carta para clientes que lo demanden.

La nutricionista del equipo ayuda a que los platos sean equilibrados y compone menús a medida sabor y salud

Los platos se envían a cualquier punto de España a distancia

«Nuestra idea no era solo ofrecer comida buena y equilibrada en general, sino brindar a la gente que no tenga la posibilidad de cocinar en casa menús diarios que se ajusten a sus necesidades», explica Juan. Así, se diseñan y sirven menús para toda una semana (o para un mes) con la opción de adaptarlos a cada persona.

D. Maldonado

Para Elisa, devota de la cocina tradicional elaborada sin prisas (su antológico tomate frito tarda 24 horas en hacerse a fuego lento), del producto fresco y ecológico y de los sabores caseros, el gran reto era mantener esa calidad en platos que no se iban a consumir en el momento. «Durante los meses de ‘parón’ que hemos tenido, nos dedicamos a hacer cursos y a recopilar mucha información, porque queríamos evitar el uso de cualquier conservante o de técnicas que pudieran modificar el sabor de los platos», explica Juan. Al final, para los guisos, potajes y platos en caliente, optaron por el envasado al vacío y el abatidor de temperatura. «Eso nos permite alargar la fecha de consumo preferente sin congelación, y usamos envases de plástico ecológico», añade.

'Take away' a domicilio

Dirección.
La Cocina de Elisa está en Avda. del Gamonal, 3 (Benalmádena).
Teléfono.
952039950
Internet.
www.lacocinadeelisa.es

El resultado es que, a día de hoy, muchos de los clientes que solo disfrutaban la cocina de Elisa en vacaciones comen sus platos a diario en sitios como Madrid. «Cada día hacemos envíos de menús a distintos puntos de España por Seur Frío, aparte del servicio de reparto en la provincia. También guisamos para una residencia de mayores de la Costa del Sol y elaboramos platos especiales para restaurantes que, por ejemplo, quieren tener en su carta algunas especialidades como legumbres, bacalao o guisos pero no disponen de condiciones apropiadas para prepararlas», comenta Juan Díaz. «En realidad, sin dejar de hacer lo que sabemos, nos hemos adaptado a una demanda emergente. La idea es hacer esto para toda España», concluye.

Los guisos de legumbres siguen siendo santo y seña en la nueva etapa. A diario se ofrecen raciones para llevar de puchero (5,90 €), garbanzos especiados con cilantro (3,80 €) o lentejas con verduras (4,50 €), los dos últimos, platos veganos. En las sugerencias del día siempre se ofrecen un par de opciones más. «Las legumbres ofrecen proteínas de calidad, son ricas en vitaminas y fibra, económicas y con un contenido calórico moderado. Son tradicionales, pero también son una comida de futuro», apunta la nutricionista Mireia Ramírez.

Para Elisa Cadenas son además un producto que la vincula a su infancia en Lantejuela (Sevilla), tierra de excelentes garbanzos que usa en su cocina. «Un buen plato de legumbres empieza en la elección del grano. Tiene que ser de calidad, mejor si es de cercanía y, por supuesto, del año», dice. ¿Algún consejo para guisarlas? «El remojo es importante excepto en la lenteja, si es buena. Yo al garbanzo le añado un poco de sal al remojarlo. Si no, queda soso por dentro. Y una vez remojado, igual que otros granos, me gusta darle unas vueltas con el sofrito del potaje para que tome mejor los sabores». Palabras de una maestra.

D. Maldonado

GARBANZOS ESPECIADOS CON CILANTRO

Ingredientes (6 personas):

500 gr de garbanzos remojados y cocidos, 1 cebolla grande, 2-3 dientes de ajo, 2 cucharadas de tomate frito casero, tomillo, semillas de cilantro y cilantro fresco, comino, guindilla, laurel, pimienta, cúrcuma, aceite de oliva virgen extra.

Sofrito

La base del plato es un sofrito de cebolla y ajo picados, que se doran en aceite de oliva junto con una hoja de laurel. Cuando la cebolla y el ajo estén a punto, se añade la cúrcuma en polvo para dar color y un toque de sabor, y se agregan 2 cucharadas de tomate frito.

Las especias

En un mortero se machaca una cucharadita de semillas de cilantro, una de semillas de comino y media (al gusto) de pimienta negra junto con una guindilla seca. Se agregan las especias y los garbanzos y se remueve al fuego con delicadeza para evitar que el garbanzo se rompa. El toque final del plato lo da un puñado de cilantro fresco picado. Un plato sencillo, vegano donde la gracia la pone el toque de las especias.

D. Maldonado

POCHAS CON SETAS Y LANGOSTINOS

Ingredientes (6 personas)

600 gr de pochas cocidas (se venden pochas en conserva de muy buena calidad), 300 gr de setas de temporada, 300 gr de langostinos, 1 cebolla grande blanca y una roja, 1 puerro grande, 1 zanahoria grande, 1 patata, 1 diente de ajo, laurel, pimienta negra, 1/2 vaso de vino, aceite de oliva virgen extra.

Fondo y caldo

Pelar y picar las verduras y reservarlas por separado. Pelar los langostinos y aprovechar las cabezas y cáscaras para hacer un buen caldo, en el que coceremos las zanahorias y las patatas peladas y picadas. Reservar las gambas.

Sofrito

Pochar las cebollas, el puerro y el ajo con el laurel y unos granos de pimienta hasta que empiecen a dorarse. Agregar el vino y dejar evaporar el alcohol. Retirar el sofrito de la cazuela y triturarlo. Pasarlo de nuevo a la cazuela, rehogar con él las pochas y las setas para que tomen sabor, moviendo con mucha delicadeza. Añadir los langostinos, hervir a fuego moderado unos minutos y retirar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos