La Casa del Rey: vinoteca y gastrobar

La Casa del Rey: vinoteca y gastrobar
SUR

Una cocina tradicional con presentaciones

Enrique Bellver
ENRIQUE BELLVER

La Casa del Rey es uno de los gastrobares más reconocidos de Estepona, pues además no ha perdido esa primera función que desarrolló como vinoteca cuando abrió sus puertas. Estamos ante un establecimiento que aúna esa doble función, tienda de vinos y espacio gastronómico para maridar los vinos. Además, semanalmente, casi siempre los jueves, suelen ofrecer a su clientela una cata de vinos maridada con pinchos. Al frente de este gastrobar está Lilian Reinders, muy conocida en la localidad por su padre, Reinaldo, que fue el propietario del primer bar de copas que hubo en Estepona, concretamente en el mismo puerto, local que a día de hoy sigue abierto como una hamburguesería y café bar, ya que el bar de copas, Don Reinaldo, se encuentra actualmente en pleno centro de la población.

En La Casa del Rey nos vamos a encontrar dos espacios bien definidos, una pequeña barra, varias mesas altas situadas frente a las estanterías de la vinoteca y un patio interior muy acogedor con mesas bajas para quienes gustan de comer con más comodidad. Particularmente soy de estos últimos, en especial cuando se trata de catar y maridar con distintos vinos.

SUR

Al frente de los fogones se encuentra David García, responsable de una carta bastante ecléctica que se adapta a los gustos de una clientela muy variopinta y dispar. En La Casa del Rey no vamos a encontrar una cocina muy vanguardista, más bien de corte tradicional con presentaciones cuidadas y con algunos toques más actualizados. No obstante, cada semana se confecciona una carta de sugerencias y de vinos para acompañarlas. En concreto, el día que visité este gastrobar, la lluvia caída días antes había favorecido el crecimiento de distintas setas en las sierras cercanas y David las había puesto como sugerencia con una salsa a la catalana para que sirvieran de maridaje a dos vinos de la D.O. Penedés, un tinto monovarietal de Syrah y otro blanco también monovarietal de Xarel'lo.

La Casa del Rey

Dirección, web y teléfono:
Calle Raphael, 7; lacasadelreyestepona.com; 951 965 414
Cierra:
Domingos
Precios:
Langostinos brick: 10,50 €, Carpaccio calabacín: 8 €, Tosta de Magret: 10€
Valoración:
Cocina: 6,5; Sala: 6,5; Carta vinos: 7; Calificación: 7/10

La carta se estructura en primer lugar en base a una selección de pinchos calientes donde el de pavía de merluza con salsa tártara destacan por encima de los demás. En el apartado de tostas, la de magret de pato con una suave compota de castañas y sal de vino es la mejor opción. Tampoco faltan las mini hamburguesas de pavo, ternera y tomate o de cerdo ibérico, ni los menús infantiles. De todos los entrantes, el , alcaparras y queso parmesano o los langostinos brick con salsa chili son los más interesantes a excepción de una cuidada tabla de quesos que a buen seguro hará las delicias de los «quesófilos». Los platos principales se salen de lo que es habitual encontrarse en un gastrobar y las carnes cobran especial relevancia en este apartado de la carta. Me gustaron las costillas a la barbacoa con un acompañamiento de patatas y salsa de vino azucarada. En cambio, el pollo kimuchi con col china y compota de manzana no acababa de estar jugoso y el dulzor de la compota sobresalía por encima de la salsa.

La Casa del Rey es una de las mejores opciones que podemos encontrarnos en Estepona para una comida informal alrededor de un buen vino.