Vuelta y media, una carta cosmopolita con sentido

Daniel Maldonado

Antonio Campos comanda este restaurante en Torremolinos que busca dar una vuelta de tuerca a platos del recetario tradicional

Marina Martínez
MARINA MARTÍNEZ

Siempre ha estado cerca de la cocina Antonio Campos. Desde muy pequeño. Sin embargo, su camino se desvió hacia las Telecomunicaciones. Concretamente, hacia la ingeniería técnica. Fue la carrera que eligió. Y en ella ha trabajado y se ha movido durante varios años. Pero la vocación por los fogones era más fuerte. Y ha conseguido ganar el pulso. Empezó como camarero y acabó regentando un par de restaurantes en Alcalá de Henares. El gusanillo por este mundo iba creciendo. También la ambición de superarse. No lo pensó y se puso las pilas para perfeccionar técnicas y formación. Entonces, circunstancias personales le trajeron hasta Málaga.

Tras pasar por varias cocinas de restaurantes y hoteles, lo tenía claro: quería probar por su cuenta. Se lió la manta a la cabeza y lo hizo. No en la capital, como tenía previsto en un principio, sino en Torremolinos. Todo le convencía: el local, la ubicación y la ciudad. Muy propio para la cocina que le gusta, cosmopolita: «Siempre he buscado los contrastes, las fusiones, las mezclas de ingredientes y sabores». Salado, dulce, amargo... todo en uno. Pero «con sentido». Su lema es «respetar el sabor y el producto original». Y, especialmente, la cocina de la tierra. Toma como base los platos tradicionales, pero les da su toque, una vuelta. De ahí el nombre con el que decidió bautizar este amplio y coqueto rincón de la calle Casablanca cuyas riendas lleva mano a mano con su mujer, Vanessa Jiménez.

La pata de pulpo braseada, la pluma ibérica adobada o el cochinillo confitado son algunos de los buques insignia de una carta que aspira a «estar viva». Inquieto por naturaleza, Campos busca siempre dar un giro con propuestas elaboradas. Sabe que hay platos que no puede evitar, como las croquetas, la ensaladilla rusa o los huevos estrellados. Pero prefiere los retos. Es consciente de que ser simplemente un bar de tapas clásicas le facilitaría el trabajo. Sin embargo, busca ir más allá. Dar una vuelta, y media, a todo le mueve más.

Vuelta y media

Dirección y teléfono.
C/ Casablanca, 20, local 8. Torremolinos. Teléfono: 951 252 402. Cierra: Ningún día.
Precios.
Ceviche de corvina: 10,95 euros. Pluma ibérica: 9,50 euros. Cochinillo confitado: 8,50 euros.

Fotos

Vídeos