Mejor con Reserva: Un bistro minimalista

:: sur/
:: sur

Cocina joven, divertida y con fundamentos clásicos a la vez que modernos

Enrique Bellver
ENRIQUE BELLVER

Han pasado poco más de tres años y Mejor con Reserva es ya uno de los restaurantes clásicos de Torremolinos. Estamos ante un bistro minimalista donde se elabora una cocina joven, divertida, con bases clásicas a la vez que modernas y donde los vinos, más de cincuenta referencias, forman y conforman una parte importante de este establecimiento.

El restaurante, ubicado en la conocida avenida del Lido, muy cerca del paseo marítimo, tiene su propio encanto que lo diferencia de la mayoría de los locales que se encuentran en la zona, plagada de locales de cocina rápida, asiática o de un marcado carácter turístico. El local no es muy amplio, pero está decorado con gracia y dispone de una terraza cerrada en la calle.

Datos de interés

Dirección:
Avea. del Lido, 10. Torremolinos.
Teléfono:
951 107 837
Web:
No tiene.
Algunos platos:
Steak Tartar, 22 euros; Pulpo cocido, 16 euros; Bocata reserva: 11,60.
Valoración:
Cocina: 7; Sala, 6; Carta de vinos: 6,5; Calificación: 6,5/10.

No obstante, el éxito le ha llegado no sólo por su cocina, también por el trato que el personal que lo regenta y atiende ofrece al cliente. Otra característica es la buena relación que existe entre el precio y la calidad de lo que se ofrece, aunque, eso sí, la carta de vinos está un poco desajustada si nos atenemos a los precios. Su responsable, Archi Meli, se esfuerza para que todo funcione a la perfección, siendo su jefe de cocina, Albert Weidig, el encargado de interpretar y reinterpretar los distintos estilos culinarios que nos encontramos en la carta.

Mejor con Reserva se especializa, y así lo comunica a sus seguidores, en ser un lugar idóneo para degustar diversas carnes a la piedra. Parto de la premisa que personalmente no me gusta prepararme la carne que voy a tomar en la mesa, pues además de los humos que se desprenden también se puede acabar con salpicaduras en la ropa de la propia grasa de la carne, es más, creo que tiene que ser el cocinero o el parrillero el que saque a la mesa las carnes en el punto solicitado por el comensal, incluida la temperatura de la misma. Pero como hay gustos para todo, en la carta aparecen la parrilla de piedra volcánica y el entrecot a la piedra junto a tres tipos de hamburguesas, incluido el llamado 'bocata reserva', que es la falda del entrecot asada durante 10 horas a baja temperatura.

Entre las recomendaciones para los que visiten por vez primera este restaurante, destacan el atún en escabeche, bastante correcto de punto de vinagre; el tartar de salchichón de Málaga por la forma en que se presenta y el corte que tiene, lo mismo que el de carne de vacuno por su textura, que se sale de los habituales steaks. En temporada tampoco hay que perderse las alcachofas salteadas y que vienen cada una con un huevo de codorniz frito que realza todavía más su sabor, y las distintas brochetas, siendo la de atún rojo la que más me gustó. De las croquetas y la ensaladilla rusa se puede prescindir sin ningún problema, se quedan en correctas y poco más.

Los vinos son otra de las patas de este establecimiento, la combinación de vinos con platos es sugerente, así como las referencias que nos encontramos en la carta y que se salen de lo habitual en la zona.

La ubicación y la cocina hacen de esta casa uno de los mejores espacios culinarios que nos vamos a encontrar en Torremolinos en el segmento de precios medios por comensal, incluidos los vinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos