Asako Málaga, una fusión meditada

Asako ha enriquecido las recetas populares con sabores y productos propios. /SUR
Asako ha enriquecido las recetas populares con sabores y productos propios. / SUR

Productos malagueños, sabores tradicionales combinando con el color y la profundidad de las salsas asiáticas

ENRIQUE BELLVERMálaga

Asako fue, si no me falla la memoria, el primer restaurante que introdujo en nuestra ciudad la cocina japonesa. Pero no fue una cocina japonesa tradicional, fueron los introductores de la cocina nipona con influencias mediterráneas, es decir, lo que ahora se conoce como cocina de fusión y entonces nadie hablaba de ella. Además, como aseguran los tres socios y responsables de este establecimiento, Juan Manuel Villanueva, José Manuel Naranjo y Jesús Sánchez, con su peculiar cocina japonesa introdujeron a los paladares malacitanos el gusto por los sushis.

Si nos detenemos en la carta de Asako, veremos que esta cocina de fusión ha recuperado sabores y recetas de la cocina popular y las ha enriquecido con sabores y productos propios de otras latitudes. En los platos de esta casa el juego de sabores no solamente se queda en un país como Japón, también vamos a encontrarnos influencias tailandesas, coreanas y peruanas, pues estas cocinas juegan un papel fundamental en la carta de Asako. No obstante, nuestros platos y sabores tradicionales aparecen con toques orientales para darle más color a estas elaboraciones. Como ejemplo de este colorido y profundidad de sabor, la ensaladilla rusa con mayonesa de curry rojo thailandés. Me gustó por su originalidad y por ese suave picante que aparece en el paladar al primer bocado y que ya no nos abandona, pero que no ensombrece ninguno de los productos que conforman el plato. Pero la fusión sigue desgranándose en cada uno de los platos que salen de los fogones de esta casa y además juegan también con los gustos más actuales fusionando un pescado tan difícil como es la anguila con papaya, brotes tiernos, manzana caramelizada y tomates miniatura hasta formar una ensalada refrescante y, lo mejor de todo, tan distinta a la que nos podemos encontrar en otros restaurantes similares. Otra característica de la cocina de Asako es precisamente su lado divertido, ya que los comensales de una misma mesa pueden compartir cada uno de los platos, lo que convierte a los propios alimentos en un motivo más de conversación entre los clientes.

Dirección, teléfono y web:
c/ Carretería, 96; 952 214060; restauranteasako.com
Cierra:
Ningún día
Tipo de cocina:
Asiática con fusión peruana
Precios:
Ensalada de anguila 12,50 €, goyzas de carrillera: 10,50 €, secreto al ajillo: 14 €
Valoración:
Cocina: 7, sala: 6,5, carta Vinos: 6,5, calificación: 7/10

La diferencia de esta casa con respecto a los tradicionales restaurantes de cocina japonesa está precisamente en esa mezcla de productos que hacen a la hora de preparar lo más significativo del recetario nipón, me refiero a los makis, niguiris, sashimis, etc. El entorno, la decoración, el color de las paredes y la iluminación contribuyen a esa atmósfera de relax que se respira en cada una de las mesas a pesar del pequeño espacio del que se dispone en la planta baja del restaurante.

Los años que lleva abierto al público demuestran que goza de una buena aceptación por parte de una clientela que gusta en ocasiones de una cocina divertida, distinta a lo habitual y sin que la cartera llegue a congestionarse a la hora de abonar la cuenta.

La carta de vinos guarda una buena relación con el precio de los platos y además mantiene esa diversidad de referencias que en ocasiones se echan en falta. Asako sigue siendo una referencia en Málaga a la hora de comer de manera divertida y distinta sin renunciar a una comida con un toque exótico donde predomina lo asiático.

 

Fotos

Vídeos