Iñaki: Un asador de barrio

Iñaki: Un asador de barrio
Daniel Maldonado

Buenos puntos de fuego a productos muy correctos

Enrique Bellver
ENRIQUE BELLVER

Asador Iñaki se ha convertido en todo un fenómeno sociogastronómico, pues es de esos espacios que si a uno le cuentan lo que ocurre sin verlo no llega a creérselo. Me explico. En apenas 40 metros se ubican la barra, la cocina, el baño y el comedor, pero además el expositor donde se muestran los productos adquiridos ese día en el mercado y las carnes. Explicado así, todo normal, pero cuando las mesas se ocupan al cien por cien todos los días y además hay clientes haciendo espera en la calle o en el reducido espacio de barra, entonces es cuando no tenemos más remedio que preguntarnos el motivo. Su propietario, Iñaki Teijón, nació en Madrid, se crió en el País Vasco y por amor vino a Málaga. Desde hace seis años regenta este minúsculo restaurante que en unos meses se trasladará a escasos cincuenta metros para ofertar un espacio más amplio para comodidad de una clientela fiel que desde hace años le hace colgar el cartel de completo cada día.

Iñaki es precisamente lo que en el Norte se conoce como un «asador de barrio», es decir, un local frecuentado indistintamente por los que habitan en la zona o por amantes del buen yantar, que ofrece un producto de mercado de calidad y donde los precios se ajustan a lo que el cliente de la zona puede pagar. La correcta calidad de las carnes y del resto de los productos, la abundancia de las raciones y la bondad de sus precios, pues en Asador Iñaki la cuenta ronda entre los 25 y 30 euros, son las claves de que esta casa haya tenido el éxito que tiene.

Iñaki

Dirección
Héroe de Sostoa, 46. Málaga
Teléfono
951 769 148
Web
No tiene
Cierra
Domingos noche
Cocina
Cocina tradicional a las brasas de encina
Precios
Pulpo a la brasa: 14 €. Cochinillo: 20 €. Chuletón de ternera: 17 €
Valoración
Cocina: 8. Sala: 6. Carta Vinos: 6,5. Calificación: 7/10

A diario la carta cambia, más bien, la pizarra, pues carta como tal no la hay ni de vinos, todo está reflejado en una pizarra, incluido el nombre de quienes van reservando mesas según acuden al asador. En la oferta diaria nos vamos a encontrar algunos platos que llevan elaborándose desde hace años y que no pueden faltar, entre estos el más demandado es el pulpo a la brasa y el atún en escabeche. El resto de productos oscila según mercado, aunque el cochinillo o la paletilla igualmente suelen tener una presencia diaria en esta casa.

Pulpo a la brasa. Es uno de los platos estrella de este asador. El toque de carbón que nos encontramos en alguno de sus bocados es donde reside ese atractivo que está despertando entre la clientela desde hace años. Buena pata en cuanto a tamaño.
Pulpo a la brasa. Es uno de los platos estrella de este asador. El toque de carbón que nos encontramos en alguno de sus bocados es donde reside ese atractivo que está despertando entre la clientela desde hace años. Buena pata en cuanto a tamaño. / Daniel Maldonado

En mi última visita a esta casa descubrí que la freidora es una gran desconocida, lo que se decir freír, se fríe poco a excepción de las patatas que acompañan a la mayoría de los platos y sobre estas debo proclamar que estaban para repetir una fuente detrás de otra.

Los amantes del marisco tampoco van a salir defraudados, cigalas a la vasca, ostras, zamburiñas, navajas y platos como atún a la barbacoa, entre otros, son la oferta marinera que a diario podemos encontrarnos, aunque en Asador Iñaki lo que priman son las carnes. En este capítulo el apartado es amplio y abarca desde la carne de cerdo, incluido el ibérico, hasta la de vacuno, pasando por el cordero y el cochinillo, siendo el 'tomanjaú' la pieza que más suele salir de la parrilla por su vistosidad y contundencia. Particularmente me quedo con la chuleta de vacuno, una vez probadas las dos, pues la jugosidad y el sabor estaban muy por encima.

Chuletón de vacuno. Las patatas, perfectas de fritura, temperatura y de sabor, ya nos adelantan lo que vamos a encontrarnos en la chuleta. Una carne con una maduración justa que guarda el sabor propio del animal y donde no aparece ningún punto de humedad.
Chuletón de vacuno. Las patatas, perfectas de fritura, temperatura y de sabor, ya nos adelantan lo que vamos a encontrarnos en la chuleta. Una carne con una maduración justa que guarda el sabor propio del animal y donde no aparece ningún punto de humedad.

En esta casa los vinos entran en la misma dinámica que los platos y nos podemos tomar unos tintos de diversas denominaciones a precios bastante normales. Este conjunto es el que ha hecho que Iñaki sea uno de los asadores de barrio más conocidos de Málaga.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos