Álvaro Muñoz: «Es fundamental que hagamos patria»

Muñoz cree que en Málaga «están cambiando las cosas». /Ñito Salas
Muñoz cree que en Málaga «están cambiando las cosas». / Ñito Salas

Tras cinco años al frente del evento, cierra una nueva edición con la previsión de aumentar afluencia y algunas ideas para la próxima cita

Marina Martínez
MARINA MARTÍNEZ

Disfruta Álvaro Muñoz probando, cocinando y explorando. Esa labor de prospección –como miembro de la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo y como apasionado del mundillo– le permite diseñar un año más, y van cinco, el programa del Málaga Gastronomy Festival, que organiza al frente de la agencia Lumen con el apoyo de la Junta de Andalucía, la Diputación y el Ayuntamiento, y Caixabank y Cruzcampo como patrocinadores oficiales. Con una previsión de superar este año las 100.000 visitas, vuelve a hacer balance positivo de un proyecto que se acerca a los 200.000 euros de presupuesto y se afianza como marca.

Ya van cinco años de Gastronomy, ¿cómo ha crecido la marca?

–Especialmente, lo palpamos a nivel de retorno en redes y en los números acumulados en cuanto a visitantes, actividades, presencia de cocineros... son números importantes que ya dan objetividad al proyecto. Al principio, cuesta transmitir lo que tienes en la cabeza, pero es una satisfacción cuando ves cómo la marca se integra en el vocabulario del sector y de la ciudad.

¿Y en el de fuera?

–Hemos ido a ferias turísticas de Europa y, cuando hacemos las presentaciones del proyecto, gusta. Es un trabajo largo, de contactar, presentar, encajar en la estrategia de países... Ahora estamos volcados de nuevo con un país como destino invitado para la siguiente edición.

¿Alguna idea más en mente para el próximo año?

–Para empezar, si el presupuesto nos lo permite, pondremos una segunda aula gastronómica porque funciona fenomenal. Este año se agotaron las plazas de los talleres en 48 horas. Además, nos gustaría continuar la línea que hemos iniciado este año incorporando a municipios para promocionar su territorio, como es el caso de Rincón de la Victoria y Ronda. También este año ha sido una buena idea incorporar los quesos de la provincia para dar visibilidad a otro de nuestros productos estrella.

Precisamente, hay quien se sorprende al no ver más expositores de productos malagueños. ¿Se plantean ampliar en un futuro?

–Hemos planteado la idea de crear un espacio complementario de productos, el problema es la falta de espacio. Existe la intención de desarrollar esa alternativa de producto, pero no sabemos si encajaría bien, o si unirlo al Paseo del Parque o el recinto Eduardo Ocón. De momento, esa parte ya la cubre muy bien Sabor a Málaga con sus ferias. Nosotros somos más concepto gastronómico, de producto elaborado. Cada evento tiene su sitio, es cierto que podría ser una alternativa, habría que darle una vuelta. Este tipo de proyectos están para eso, para darles vueltas y que vayan andando.

Hablaba de falta de espacio, ¿no han pensado mudarse?

–Sí, pero el problema de Málaga es que no tenemos sitios alternativos. La Merced no cuadra porque tiene elementos que impiden montar la estructura, la Constitución es casi más pequeña, y el Puerto tampoco se adapta. En realidad, es el sitio de mayor tránsito de la ciudad a nivel turístico.

Y este año más de tránsito que nunca con la procesión magna y el desfile de La Legión...

–Sí, la 'tormenta perfecta' (risas). Lo teníamos que aprovechar como oportunidad. Eso hace que nuestra previsión de consumo y visitas suba este año. Ya el primer día fue el mejor jueves que hemos tenido nunca. Verónica, de La Mar de Soler, por ejemplo, me dijo que vendió sólo ese día 28 kilos de boquerones fritos. La previsión es aumentar entre un 30 y un 40% las cifras de consumo.

¿Cuáles fueron el año anterior?

–En torno a 40.000 tapas. Para el espacio tan pequeño que es, podemos estar satisfechos.

Y entonces los datos de visitas se acercaban a las 80.000 personas...

–Ese fue el recuento, pero si piensas en la gente de paso, que quizás sólo consume bebida, seguro que esa cifra sube. Por lo visto este año, creo que superaremos las 100.000 visitas.

¿Y la respuesta a los 'Cocinando entre amigos'? ¿Se repartirán a lo largo del año como preveía?

–Bueno, este año ya empezamos en marzo y probablemente en junio hagamos otro. Efectivamente, la idea es hacerlo todo el año. Es como 'Cinema Cocina', el objetivo es que sea una marca que no se desligue del Gastronomy, pero que se haga grande porque adquiere entidad, que crezca y se integre en el calendario de la ciudad. Este año, hemos incorporado la novedad de traer a restaurantes con menús propios. Hay días que se ha servido a 160 personas en dos servicios. Son menús completos, precios exigentes, traerlos no es barato, pero ha habido un retorno buenísimo, ahí es donde percibo que en Málaga están cambiando las cosas. Hace seis o siete años, esto no se podía plantear.

También se beneficia del buen momento gastronómico andaluz...

–En Andalucía hay una gastronomía maravillosa. Nosotros intentamos que nuestros cocineros tengan visibilidad, por el compromiso personal como miembro de la Academia Andaluza de Gastronomía y porque es fundamental que hagamos patria. Hay que sentirse orgulloso de la cocina malagueña, pero también te puedes coger un coche y plantarte en una hora y media en Córdoba o en dos en Almería. Nuestro objetivo siempre ha sido y será que se reconozcan nuestros restaurantes y productos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos